Con lo que nos gusta ahorrar y más cuando salimos de viaje, parecía obvio que si nos daban la opción de alquilar un coche eléctrico, aceptaríamos al instante.

Sin embargo, algo curioso que pasó cuando empezaron a ofrecer los coches eléctricos en alquiler en Estados Unidos fue que no se alquilaban como se esperaba. ¿Por qué? La razón principal era que a la gente no le gustaba eso de tener que estar cargando el coche cada dos días pudiendo tener uno que funcione con combustión una media de 6 o 7 días.

Curioso cuanto menos, ¿no? Cuando se trata de turismo, la gente alquila los coches para hacer viajes más largos por lo que los coches eléctricos no son, a día de hoy, los más idóneos. Un ejemplo más de que no todo lo que parece obvio es lo que la gente quiere.

Pues bien, digo yo que sabiendo esto, la empresa Hertz, multinacional líder desde hace años en el sector del alquiler de coches, ha sacado en Londres una nueva campaña por la que ofrecerá a los turistas que vayan a la capital, un Nissan LEAF eléctrico a la mísera cantidad de 9.99 libras, o lo que es lo mismo, 13.6 euros. Una ganga absoluta si tenemos en cuenta que es incluso más barato que el abono diario de metro o autobús en la capital inglesa.

En palabras de Neil Cunningham, director general de Hertz en Reino Unido:

Con esta iniciativa queremos acercar la conducción ecológica a un precio muy atractivo.

Alquilar un coche eléctrico-Hertz

Además, no tendríamos que preocuparnos por si nos quedamos sin batería en mitad de la nada ya que Londres cuenta con una amplia red de estaciones de recarga compuesta por más de 1.600 puntos de recarga pública.

¿Funcionará? Pues habrá que ver si la gente se tira a las ofertas o no. Yo por lo pronto sí lo haría por dos cosas: porque ya sabes que los viajeros inquietos somos humildes y no estamos para derrochar, y porque en Londres hay bastantes zonas preferentes para aparcar de forma gratuita si vas con este tipo de coches. ¡Hay que estar en todo!

Ahora sólo falta que prueben con los coches de motor de hidrógeno y con los autoconducidos. Sobre todo estos últimos sí que nos permitirían ver la ciudad como dios manda sin riesgos de accidente (o eso dicen) y más en un país como Londres con su manía de conducir por el otro lado.

Fotos vía: ecoinventos/Hertz