Más de una vez y de dos he encontrado algo por internet (generalmente ropa, para que mentir) que he querido pero que, por unas razones u otras, en ese momento no he tenido dinero para comprarme. El caso es que vuelves al mes siguiente con el sueldo fresquito y, sorpresa, ya no queda de tu talla y el artículo está descatalogado para el resto de los tiempos ¿Te suena?

Aplazame (si, sin acento), es una startup española que pretende terminar con estos dolores de cabeza ofreciendo pequeños préstamos online de forma rápida y sencilla. Un “ebanco” que se pone en tu lugar a la hora de comprar, se lo paga a la e-tienda y te cobra a ti en un determinado plazo que tú eliges. Microcréditos online ajustados a compras específicas, si nos ponemos técnicos.

Aplazame - Ebank

Aplazame, cómo funciona.

Lo primero que hay que aclarar es que, para que una tienda online acepte pagos mediante Aplazame, debe estar registrada y tener un plugin instalado, proceso que tan solo tarda un par de horas, otra cosa es su periodo medio de ventas, que en ocasiones si puede llevar varios meses. Tened en cuenta que Aplazame nació a mediados de 2014, así que dadle tiempo y no esperéis que todas las tiendas internacionales que conocéis trabajen ya con ella.

Desde el punto de vista del usuario o comprador, es un proceso totalmente transparente, hasta el punto que sólo necesitas tu número de teléfono, tu DNI y tu fecha de nacimiento para registrarte y empezar a utilizarlo. ¿Cómo sabe entonces Aplazame que pagarás? Ahí está la clave del asunto.

Mediante el análisis big data, tan de moda estos días, Aplazame analiza cantidades gigantescas de datos sobre el usuario, todos públicos, eso si. Cómo navegas, de qué forma rellenas formularios, durante cuanto tiempo observas el artículo, bases de datos de impagos y fraudes, perfiles de redes sociales, algoritmo viene, algoritmo va, y ya saben hasta qué punto serás o no solvente.  Aplazame - Comprar con Aplazame

Otro de los pilares que Aplazame necesita es, como podéis imaginar, una amplia solvencia financiera que le permita cubrir los periodos que hay entre que le paga a la tienda y le cobra al cliente. Capacidad obtenida gracias al fondo capital riesgo Cabiedes & Partners con el que ya cerraron una ronda de inversión en la primera mitad de 2015.

Ya sabemos cómo somos en España, siempre desconfiados y un pasito por detrás, pero otras empresas como Klarna, con base en Suecia, ofrece un servicio similar y cuenta con más de 250 millones de euros de inversión y un modelo ya consolidado. Esperemos que Aplazame se asiente de forma similar.

¿Habías oído hablar de Aplazame? ¿Crees que dan un servicio demandado? ¿Si tuvieras una tienda online, trabajarías con ellos?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: marketing4ecommerce