Con sólo decir rock tu cabeza comienza a moverse, eso es algo inevitable. Pero si te digo que unos brazos robots rockean, ¿lo crees? Pues sí, Nigel Stanford, ha lanzado un vídeo en el que unos brazos robots rockean su música.

¿Pero sonarán igual de bien? Eso lo dejo que tú lo descubras al final del post. 😉

Brazos robots Nigel Stanford

Nigel Stanford y los brazos robots rockean

Nigel Stanford, el musico y experto en sonido neozelandés, ha lanzado el primer vídeo de su último álbum “Automática”. En este vídeo, Stanford aparece junto a unos brazos robots listos para rockear.

Automática Nigel Stanford

Parece que los robots generan la música por si mismos. Para crear esta canción, Stanford pasó un mes en el garaje de su casa “enseñando” a los brazos robots las secuencias musicales.

Estos brazos fueron diseñados por el fabricante alemán KUKA Robotics. Diseñados especialmente para poder tocar las teclas de un piano, las cuerdas de una guitarra y el conjunto de batería completo.

Estos brazos tienen una precisión de 0,3 mm, lo que hace que se obtenga un sonido casi perfecto y sin dañar los instrumentos.

Automática: robótica vs. música

En el vídeo de “automática”, podrás ver como Stanford programa los brazos robóticos y a medida que lo hace, van generando esta gran melodía.

A medida que transcurre,  todo se ve bien y super a tiempo. Hasta que estos brazos “se rebelan” y comienzan a romper los instrumentos. ¿Será rebelión de las máquinas o espíritu rockero?

No es lo que parece

La música reproducida en el vídeo es íntegramente creada y generada por Nigel, no la están reproduciendo los robots. A pesar de que, se vean como si las tocaran realmente los brazos mediante las secuencias programadas.

Pero la música fue escrita específicamente para que suene como si la tocaran los brazos robóticos.

En el vídeo, se ha utilizado una combinación de efectos especiales y secuencias de tiempo que generan esta magnífica sesión musical y parece que son ellos quienes generan el sonido.

Guitarra tocada por brazo robótico

Tú que opinas, ¿podrán los brazos reemplazar la magia de los grandes rockeros?

¿Te ha gustado el vídeo de Nigel Stanford? Es muy interesante la puesta que hace y la magia de hacer música con los brazos robots.

Déjame tu comentario y no olvides de moverte al compás de “Automática” y compartir… ¡Queremos rock!

Buen finde #ViajerosInquietos

Fuentes vía: Designboom, studiodaily, theverge