No sé vosotros, pero cada vez que veo en mi buzón la factura de la luz, me posee el baile de San Vito hasta que desvelo el misterio del mes: cuánto toca apoquinar. Surfeando por Internet he dado con algo que si bien para muchos no será la panacea, no debo guardarlo en secreto como si de mi tesoro se tratase. Caia es el robot solar que me ha robado el corazón.

Sigue leyendo porque vas a querer uno y lo sabes. ¡Le va a gustar hasta a tu bolsillo!

Te presento a Caia: amor a primera vista

Reconozco que me encandilan los proyectos que apuestan por el ahorro energético y Caia no iba a ser la excepción. Este robot solar inteligente es capaz de iluminar tu casa como si tuvieras al mismísimo sol alumbrándote.

Podría usarse en países en los que la energía no está al alcance de todos. No requiere enchufe, ni instalación o construcción adicional, ni electricidad. Basta con apuntar hacia donde falte luz y se obra el milagro.

Caia obra el milagro

La necesidad agudiza el ingenio

Diva Tommei es una chica de 32 años que pasaba horas currando en una oficina sombría donde se preparaba para doctorarse en Bioinformática en la Universidad de Cambridge. Fue cuando la inspiración hizo de las suyas.

Creó un dispositivo para redirigir la luz solar y transformar su triste espacio de trabajo en un lugar agradable. A medida que la gente conocía el invento le decían “oye, necesito uno en casa”. Dicho y hecho.

Al finalizar sus estudios, volvió a Roma con la idea de mejorar el prototipo y junto a Mattia, fundó Solenica, una startup que trabaja en sistemas de iluminación de interiores naturales accesibles. Así nació Lucy, un robot con apariencia de bola de cristal que proyecta la luz del sol a interiores oscuros.

Para su sorpresa, existía un producto relacionado con la iluminación de nombre similar, por lo que decidieron re-bautizarlo como Caia, manteniendo el diseño inicial y sus características.

Caia el robot solar a fondo

¿Cómo logra llevarte el sol a casa?

Caia consta de un espejo inteligente situado en el interior de una esfera que, mediante un algoritmo, sigue al sol en las horas diurnas reflejando su luz al interior del hogar. Según la intensidad de luz que detecte, el ángulo de iluminación va micro-ajustándose hacia la posición correcta mediante un motor situado en el espejo reflectante.

Se recarga con la misma luz que es capaz de reflejar e ilumina los ambientes donde el sol no llega. Puede conectarse a tu smartphone y contribuye a disminuir la contaminación y el consumo de energía.

Caia efecto de la luz

Sus características más atractivas

  • Alta resistencia. Su cubierta transparente protege sus delicados sensores y su sistema robótico. Esto permite que aguante a la intemperie incluso bajo la lluvia y la nieve.
  • Funciona incluso en días nublados. Aunque ilumina más cuando recibe directamente la iluminación solar, no deja de hacerlo cuando la luz es difusa o el cielo está nublado.
  • Cubre áreas de iluminación de 30 metros.
  • Ilumina entre 8 y 16 horas al día según las horas solares disponibles, la época del año y la situación geográfica.
  • Refleja el calor natural del sol sin actuar como una lupa al utilizar un espejo plano.
  • Tiene una garantía de 2 años que cubre los fallos de software, componentes y los mecánicos.
  • Su precio en oferta es de 229 dólares. No está mal si lo comparas con el ahorro que te supondrá.

Caia y sus características

¿Por qué es útil un robot como Caia?

La mayoría de las personas pasamos el 90% del tiempo en estancias interiores, y en ocasiones no gozamos de viviendas lo suficientemente bien iluminadas de manera natural. Si sumamos esto a los inviernos y al frío, podemos sufrir de depresión estacional al no recibir la vitamina D y los niveles de serotonina requeridos.

Hay mil trucos para fomentar la sensación de luz en una habitación, como puede ser el de pintar la pared de colores luminosos, pero no existe nada aún que pueda sustituir ni mejorar a la luz solar.

Su diseño italiano es perfecto para decoraciones modernas y su tamaño tiene un diámetro de 40 cm. Cuenta con la ventaja de estar hecha casi a prueba de bombas, ya que aguanta las inclemencias del tiempo.

Caia en el salón iluminado

Indiegogo, donde todo es posible

El futuro de las ideas hoy en día está en plataformas de crowdfounding como Indiegogo.  ¿Cuántas veces has escuchado gente con ideas diciendo “sin dinero es imposible llevarlo a cabo”? Hasta yo misma lo he dicho en multitud de ocasiones. Afortunadamente, esa excusa es historia.

Esta campaña logró el 100% de la financiación necesaria en menos de 6 horas. El primer día alcanzó una financiación del 280%, o lo que es igual, logró 140.125 dólares. Un total de 2.239 inversores han creído en Caia. Todo un récord que ha superado cualquier expectativa.

Pero eso no les bastó. Decidieron seguir mejorando el invento creando un sistema de sujeción para superficies no horizontales, lo que supuso un nuevo reto para ellos mismos y para sus inversores que obviamente también superaron.

Aquí tienes el vídeo de presentación de este gran invento:

Si tu también le temes a ese “momento factura”, ya puedes ir pensando romper tu cerdi-hucha porque en mayo de 2017 comenzarán a comercializarse las primeras unidades.

Ya, ya sé que se me ve el plumero, pero es que me ha encantado esta adorable bolita. Y a ti, ¿te ha gustado descubrir este artilugio? No seas egoísta y compártelo con todas las personas que necesiten ahorrar en su factura de la luz, ¡que somos todos! 😛

 

Fuentes: Solenica, Indiegogo, Mashable.