Hace cosa de una semana, mi equipo accedió a un artículo de Cammi Pham que se titulaba de la siguiente manera:

Por qué miento, engaño, robo, mato y tú deberías hacerlo también.

Por supuesto me llamó la atención, yo que en ocasiones me creo doña justicia… ¡Quería y necesitaba ver de qué hablaba esa chica!

Y esto es lo que encontré.

Cammi Pham te convencerá para llegar al éxito

Todo empieza cuando Cammi nos hace reflexionar sobre la hora de decidir tomar riesgos, hasta aquí vamos bien, todos/as nos hemos puesto en situaciones comprometidas por lograr algo. ¿Verdad?

Ella lo resume en los 4 pecados que asegura deben cometerse, argumentando el por qué de cada uno de ellos.

Mentir

mentir Cammi Pham foto

Cammi Pham afirma que ella ya se dedicaba al marketing mucho antes de conocer qué significaba, eso le permitía jugar sin seguir las reglas. Porque no las conocía.

Es entonces cuando nos habla de la caja, de todas esas personas que viven dentro de ella y como se quitan a si mismas las oportunidades de triunfar.

¿Qué tiene que ver eso con mentir? Es que Cammi Pham nos pide que nos mintamos a nosotros/as mismos, que nos obliguemos a creer que esa caja no existe.

No esperes a la oportunidad perfecta, si no sólo te quedarás con las sobras.

Y yo le creo, así que pensé… Debería mentir.

Engañar

engañar Cammi Pham foto

¿Cómo puede ser bueno engañar? Pues porque Cammi Pham afirma que el ser humano tiene tendencia a querer tenerlo todo, por eso nos lanzamos a mil ideas diferentes y rezamos para que una funcione.

Para ella la clave del éxito está en centrarse en una sola cosa, invertir todo tu esfuerzo en ella y llegar a ser el/la mejor.

Y para ello hace falta mentirse a uno mismo, darse la palmadita en la espalda diciendo “ya queda menos” y ser valiente para seguir.

Eso incluye que muchas veces tengamos que decir que no a otras cosas, ser egoístas o incluso dejar proyectos que tan solo hemos empezado.

Y sobre todo elegirnos a nosotros/as mismos/as.

Así que yo le creo y pensé… Debería engañar.

Robar

robar Cammi Pham foto

Este es el pecado que más me ha gustado al leer su argumentación, cito a continuación el párrafo que me dejó con la boca abierta:

Si robas un objeto, durará hasta que esté usado.

Si robas dinero, durará hasta que se gaste.

Si robas poder, un día lo perderás.

Si robas fama, un día desaparecerá.

Si robas personas, durarán hasta que otros roben sus corazones.

Pero si robas conocimiento, se quedará contigo hasta tu último suspiro.

Bruuuuuuuuuuuuutal. ¿O no?

Y la cosa mejora cuando añade, que deberíamos dejar de intentar robar el éxito de los demás e intentar aprender a conseguirlo. Por eso “robar” conocimiento es tan necesario.

Por supuesto, me di cuenta de la razón que tenía y pensé… Debería robar.

Matar

matar Cammi Pham foto

Aquí debo decir, que el discurso de Cammi Pham me emocionó.

Empezando por entender que en muchas ocasiones fracasamos porque amamos tan profundamente algunas ideas que hemos tenido que somos incapaces de dejarlas ir.

Somos incapaces de matar una idea cuando nos enamoramos de ella.

Por eso Cammi dice, que no existen las buenas o malas ideas, si no aquellas que tienen el tiempo y lugar perfectos en su momento de despegue.

Y sin lugar a dudas esto me hace dar una vuelta por mi interior, dándome cuenta de la cantidad de pensamientos e incluso personas a las que me he aferrado que ya habían tenido su momento.

Así que cuando Cammi afirma que en ocasiones hay que matar… Sé que debería hacerlo.

¿Estarías dispuesto/a a hacer lo que Cammi Pham propone?

final post Cammi Pham foto

Seguramente no sea fácil, yo misma he tenido que leer su blog una y otra vez para concienciarme de todo lo que arrastramos sin darnos cuenta.

Le tengo envidia sana por ser capaz de verlo con tanta simpleza y decisión. ¡Pero todo es empezar!

Quiero acabar con uno de los párrafos finales de su texto, que resume perfectamente lo que todos/as necesitamos:

You live in a box.
You drive in a box.
You work in a box.
One day you will be buried in a box.
Don’t live your life in a box.

Think and live your life like there is no box

Lie. Cheat. Steal. Kill. Crush that box.

¿Qué te parece? Déjame tu opinión en los comentarios, estaré encantada de debatir contigo. 😉

Ahora si me disculpas… Tengo algunas cajas que romper, ¡espero que tú también!

Y es que ya se sabe… ¡No te acostarás sin cometer un pecado más!

Imágenes: Research Live, Marketing Tango