Si algo me molesta realmente de viajar, son las mentiras que me cuentan entorno al sitio que quiero visitar. Cuando preparo un viaje, me encuentro con que muchas webs, oficinas de turismo y agencias de viajes me quieren “vender la moto”. Pero eso se acabó con la campaña de información turística que se puso a principios de este año en Bruselas.

Campaña de información turística que utiliza a los residentes de un lugar

Durante el mes de enero de 2016, la oficina de turismo de Bruselas tuvo la brillante idea de poner en funcionamiento una campaña de información turística, que consistió en poner una serie de cabinas telefónicas en torno tres lugares de la ciudad para que los ciudadanos respondieran a las llamadas que recibieran estas.

Campaña de información turística en Bruselas

¿Con qué fin se realizó esta campaña?

Cualquier ciudadano, podía utilizar estas cabinas para contestar las llamadas que harían extranjeros para saber más sobre la ciudad que próximamente visitarían. ¿Y quién mejor que un ciudadano de esta para contestar las inquietudes de los viajeros? ¿No te parece?  ¡A mí me parece una pasada! 😉

¿Cómo podían llamar a estas cabinas telefónicas?

Para facilitar a los futuros viajeros el poder hacer una llamada a cualquiera de estas cabinas, se habilitó una página web donde los turistas podrían realizar la llamada y esta se enlazaría automáticamente con una de estas cabinas, ¡y totalmente gratis! Pues al realizarse a través de Internet sería como realizar una llamada al Skype de otra persona.

Y si quiero realizar una llamada… ¿Aún puedo hacerlo?

Por desgracia, esta campaña de información turística ha terminado, aunque teniendo en cuenta la acogida que tuvo entre los viajeros y la participación ciudadana que hubo, no me extrañaría que otras ciudades e incluso países tomaran la idea. ¡Si esto fuera así sería una pasada!

Por lo que  a mí me respecta, una campaña de este tipo sería muy beneficiosa para el turismo de una ciudad por las siguientes razones:

  1. Se acabó que las oficinas de turismo no “den abasto” respondiendo al teléfono para contestar las preguntas de todos los viajeros.
  2. El futuro viajero sabrá de antemano el tipo de personas con las que se podría encontrar en el sitio al que quiera viajar. ¡Desde un primer momento estarían tratando con ellas a través de una llamada!
  3. Tienes menos posibilidades de que te “vendan la moto” con una persona de calle que con alguien contratado para promocionarte ese lugar.
  4. El turismo nos beneficia a todos, pues ayuda a mover la economía de un lugar, crea trabajos y aparecen nuevos servicios para los ciudadanos.

Espero que pronto salga alguna campaña de información turística en donde vivo, pues me gustaría probarlas y participar en ellas. ¿Tú no? ¡Sería una pasada que se pusiera en funcionamiento en todas las ciudades del mundo!

Mientras obtendremos información por los métodos habituales, y si tú ya tienes decidido tu próximo destino, te dejo con mi post de Wonowo , con el que podrás organizarlo fácilmente.

Para terminar, me gustaría saber tu opinión sobre estas campañas, así como de la siguiente pregunta: ¿crees que las campañas de información turísticas son sólo cosa de empresas y oficinas de información turística? ¿O crees que los ciudadanos deberían estar más involucradas en ellas?

Fuentes: 20minutos/Newsweek

Si te gusta esta noticia, ¡corre a compartir, insensat@! 😉