Como lectora empedernida y amante de los libros tradicionales, me ha parecido interesante esta nueva forma de leer. Combinar el formato tradicional con el multimedia puede estar bastante bien, y eso es lo que nos trae el cBook.

¿Qué es un cBook?

Un cBook o Cinematic Book combina libro y cine. Texto y vídeo. Tradicional y multimedia. Un formato que une lo mejor de las dos versiones en un solo medio.

Es decir, permite al lector poder visualizar un vídeo después de la lectura de un capítulo, pudiendo adentrarse mejor en la historia de los personajes.

Un nuevo formato de libro digital en el que a la vez que te estás imaginando la trama mientras lees, puedes después ver y escuchar a los personajes, las acciones y los lugares.

Los creadores de este nuevo formato son Nick Fletcher, productor y guionista, y Elsa María Evripidou, escritora.

El cBook combina el formato texto con audiovisual

Además, ambos no quieren que el complemento multimedia suponga un obstáculo para la experiencia de lectura, sino un estímulo.

Por eso, los vídeos se intercalan en momentos donde se interrumpe la lectura de forma natural, como al final de un capítulo.

Incluso, juegan con otro elemento: la gamificación. De esta forma, como premio en el avance de la trama, se ofrecería el contenido visual, lo que puede ayuda a fomentar o estimular la lectura entre los más jóvenes.

“Monsoon Tide”: el primer cBook

Con este primer libro cinematográfico partieron de una película preexistente. Para su creación seleccionaron 15 clips de unos 3-5 minutos, con una gran carga dramática o de efectos visuales.

Posteriormente, se fueron añadiendo a la parte textual, siempre adaptándolos al ritmo de esta. Los capítulos constaban de 3 a 5 páginas cada uno.

Monsoon Tide, el primer cBook

Tras leer los 15 capítulos con sus correspondientes 15 vídeos, el lector ha tenido una experiencia total de la historia en aproximadamente dos horas, algo similar a una novela de 300 páginas.

Pero la idea que tienen sus creadores, no es solo que se puedan adaptar películas a libros. Sino que se creen alianzas entre escritores y estudios para que a partir de los cBooks se puedan contar historias desde cero.

¿Cuál es mi opinión como lectora empedernida?

Siempre he sido fiel al formato tradicional. Me encanta el olor a libro nuevo y disfruto mucho pasando las páginas e imaginando que sucederá en la siguiente.

Cuando llegaron los famosos e-book o e-reader, no fui de las típicas que se compraron uno. Como he dicho, me gustaba más el formato tradicional. Aunque fue inevitable que me lo regalasen, por eso de ser una loca de la lectura.

También es cierto que he leído libros en plataformas online como Wattpad, donde algunos escritores/as acompañan sus textos con imágenes. Y, esa combinación, me ha gustado mucho, porque me ha ayudado a completar la imagen mental que tenía.

cBook vs libro tradicional

Así que considero que el cBook puede ser un formato que anime a muchas personas a leer y a experimentar mejor el placer de la lectura. A hacerse un hábito muy saludable.

Aunque, eso sí, yo siempre seré fiel a imaginarme el conjunto de los elementos que acompañan a la trama de un buen libro, sin apoyo extra.

Pero y tú, ¿qué opinas del cBook? ¿Crees que es un formato que fomentará la lectura? Cuéntame tus opiniones al respecto en los comentarios 🙂

Y si te ha gustado, recuerda que compartir es sonreír 😉

Información e imágenes: TICbeat y cBook.