“Si pudieras resolver un problema mundial, ¿qué problema elegirías?” Esta es la frase (en inglés, por supuesto) con la que comienza el vídeo de introducción al CBI (Challenge Based Innovation) o, en español, el desafío basado en innovación, un concurso multidisciplinar de innovación organizado por el CERN y que celebró no hace ni dos semanas la final de su segunda edición en Ginebra, Suiza.

Al más puro estilo emprendedor americano con pizarras garabateadas, discusiones, notas, cafés y debates y con el mayor acelerador de partículas del mundo como escenario de fondo, estudiantes de distintos perfiles de las mejores universidades europeas se reúnen y compiten entre equipos para crear proyectos tecnológicos que aporten algo a la humanidad.

Cuatro equipos multidisciplinares de ingenieros, gestores empresariales, diseñadores llegaron a la final con el fin de crear el proyecto de I+D más importante de los próximos años y con una idea fija: la necesidad de trabajar hacía una economía basada en el conocimiento. Investigación e innovación al mando para cambiar el mundo.

Tres son las universidades españolas que aportan estudiantes al concurso: la Politécnica de Cataluña, el IED Barcelona y la ESADE Business School. Las tres repiten participación tras el éxito del proyecto en 2014, en el que se creó un proyecto que consistía en la creación de una falda con airbag para evitar que los ancianos se rompieran la cadera.

Los proyectos finalistas de esta segunda edición responden a cuatro retos sociales relacionados con la educación, el acceso a agua potable, la alimentación y la movilidad laboral:

  • Well2Go. un proyecto planteado para dar respuesta a una situación especialmente compleja: la falta de acceso a agua limpia en Ghana, donde el 78% de las fuentes de agua potable no funcionan. Well2Go es una red que ayuda a los técnicos conocer en tiempo real al estado de los pozos y presas y solventar los problemas que puedan tener.
  • Bam-Boo. un proyecto que combina educación y con diversión y que pretende reducir el analbafetismo infantil en las zonas menos desarrolladas del mundo.
  • Air Box. un sistema de entrega de alimentos que, gracias a tecnología utilizada por la NASA, permite monitorizar en tiempo real el estado de los alimentos que transporta, asegurando que estos lleguen a su destino en condiciones óptimas.
  • Plataforma de movilidad laboral. una plataforma que, apoyada en LinkedIn, da respuesta a la creciente demanda de movilidad solicitada por las empresas de alta tecnología a lo largo del mundo. Utilizan herramientas de análisis del big data cedidas por el CERN.

CERN - CBI

Otro de esos proyectos-concursos que apuesta por la gente joven y por la innovación. Que nos demuestra que, por mucha crisis que haya y por mucho que a veces creamos que no queda nada por inventar, siempre hay un proyecto más que descubrir y una necesidad más a la que dar respuesta.

¿Conoces otros proyectos de innovación que debamos conocer? ¿Habías oído hablar del CBI antes?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: slideshare