Si eres un pequeño o pequeña Gulliver de la vida… se va a abrir todo un mundo nuevo ante ti con este artículo. No prometemos milagros, tan sólo acercarte unos datos que muy pocos tienen el privilegio de conocer. Quizás así, puedas beneficiarte de ellos, y no hablamos de viajes baratos, no. Hablamos de lugares en los que te pagan por vivir.

No estamos de broma. Y no es sólo uno. Te damos a conocer varios destinos de lo más atractivos. ¿Cómo has podido vivir hasta hoy sin saber de la existencia de tales parajes? Tu espera ha terminado. Ahora puede que te plantees seriamente preparar tus maletas para instalarte en alguno de ellos. ¡Mucha atención, porque empezamos nuestro recorrido!

Ponga

Comenzamos con un lugar que está más cerca de lo que piensas. Se trata de Ponga, un pueblo precioso situado en un parque natural de España. Esta zona, una de las más viejas de Asturias, suma alrededor de 630 habitantes. Por esta razón, en 2007 el Gobierno del Principado de Asturias decidió tomar cartas en el asunto. Para atraer población joven y reactivar la economía local, optaron por ofrecer 3.000 € a cada pareja que se trasladase a vivir allí durante al menos 5 años.

A esto le sumaban una ayuda de 3.000 € por cada hijo que tuvieran en aras de fomentar la baja natalidad con la que contaba el municipio. Una gran oportunidad de crear una familia en un paraje idílico. Y, aunque lamentamos decirte que dichas ayudas llevan dos años paralizadas, las damos a conocer por si se reactivan en cualquier momento. Para muestra os dejamos el siguiente vídeo:

Detroit, Michigan

La ciudad más grande de Michigan ha ido perdiendo población por diversas razones. Ante esta situación, el gobierno implementó el programa Challenge Detroit. Un pago de 2.500 dólares a 30 emprendedores y profesionales que trabajen en mejorar la ciudad cada año. Ideas frescas de desarrollo, sostenibilidad y futuro a cambio de integración en la sociedad y un hogar. Próximamente comenzará el programa de 2018.

Alaska, EEUU

Este gélido paraíso repele a muchos por sus bajas temperaturas. Si detestas la contaminación y el ajetreo, puede que este lugar sustentado económicamente por el petróleo, sea una buena alternativa a considerar. Su fondo de dividendo de financiación permanente paga a los residentes unos 2.072 dólares al año, incluso a los menores de edad, para que sigan viviendo allí. ¿Los requisitos? Haber vivido allí durante ese año y que no seas un convicto o criminal perseguido por la justicia.

Saskatchewan, Canadá

Toda una tentación para los jóvenes. Su programa para graduados ofrece 20.000 dólares canadienses para que vivan y trabajen en la ciudad durante siete años. A cambio, sólo tienen que presentar la declaración de impuestos anual.

pagan por vivir en Saskatchewan

Utrecht, Holanda

El país referente en ciencias humanas está realizando el estudio Basic Income sobre cómo afecta recibir apoyo económico en la productividad personal. Son en total 1.000 dólares los que pagan por vivir allí a todos los residentes.

Curtis, Nebraska

Aquí puedes cumplir uno de tus mayores sueños gracias a Roll’n Hills subdivision. Ofrecen un terreno libre para que puedas construir tu propia casa a cambio de aportar ideas que ayuden al desarrollo de la comunidad.

Cataratas del Niágara, NY

Otra opción para estudiantes es Live NF en las Cataratas del Niágara, un programa que permite vivir en uno de los escenarios más bellos del planeta. Son 700 dólares al mes los que paga el gobierno a los graduados universitarios que permanezcan en la ciudad. Deben vivir ahí durante dos años y trabajar en empresas locales o emprender.

pagan por vivir cataratas del niágara

Y tú, ¿irías a una ciudad en la que te pagan por vivir?

Este modo de vida, casaría a la perfección con las nuevas modalidades de trabajo que están naciendo en la actualidad. Además de las ciudades que hemos comentado, existen otras muchas en las que también pagan por vivir en ellas. Es el caso de New Haven en Connecticut, Marquette y Lincoln en Kansas, New Richland y Harmony en Minnesota…

Siempre ponemos la excusa de lo caro que resulta viajar para no hacerlo si nuestra economía no es muy boyante. Pero bajo esta premisa la historia cambia y mucho. Si te atrae la idea de iniciar una vida en un país extranjero, infórmate y lánzate a la aventura.

Atrévete, vive el lugar, su gente, su cultura, su gastronomía. Imprégnate de experiencias que te enriquecen la mente y el alma. Y si encima te pagan por vivir en ciudades tan mágicas como las descritas… no es para pensarlo en exceso. Una vivencia como ésta, puede cambiar por completo la percepción que tienes de todo aquello que te rodea.

No olvides compartir y sobre todo… ¡vivir!