Si le preguntamos a los más reconocidos expertos en marketing y comunicación a nivel mundial cuál es la clave para hacer un vídeo viral es muy posible que, si bien nos den algunas pautas a seguir, ninguno sea capaz de encontrar la fórmula maestra que aseguré que un vídeo se viralizará.

Podemos encontrar vídeos realmente trabajados o con efectos visuales espectaculares que apenas, y eso es si tienen suerte, consiguen llegar al par de millones de vistas en Youtube. De la misma forma podemos encontrar algún vídeo de un gato tirando una taza con cien millones de vistas. El misterio de la mente humana, qué nos impulsa a compartir y qué nos llama la atención es justamente eso, un misterio.

En cualquier caso sí que hay algunos patrones básicos que podemos identificar a la hora de crear un vídeo viral. La calidad y cualidad del vídeo, es decir el fondo del mismo, la idea que muestra y desarrolla, acaba por ser una de las características menos decisivas. La emoción es lo que marca la diferencia, ¿y qué mejor para crear las emociones que una panda de críos? Aquí tenéis una muestra de lo que estoy hablando.

Una panda de críos desayunando se convierte en vídeo viral.

Un grupo de críos americanos bastante entrañables y sus reacciones ante los desayunos típicos de Corea, Brasil, Finlandia, Vietnam, Polonia y Holanda. Esos son los dos ingredientes que han convertido este vídeo en viral.

Pasando por alto el hecho de que alguno que otro no sepa que Finlandia es un país o que África es un continente y no un país (son críos, no es cuestión de ser hater) sus gestos son bastante simpáticos y eso es lo que le da atractivo al vídeo. Eso si, el chaval asiático con americana tiene más estilo a sus 5 o 6 años que yo. Que crack.

El desayuno que más triunfa es con diferencia el holandés, que no es otra cosa que una rebanada de pan de molde con polvo de chocolate, pero a fin de cuentas, ¿a quién no le gustaría eso? También estamos seguros de que el resultado sería distinto si se les pusiera delante una buena tostada de tomate con jamón y un zumo de naranja, Spanish style, a ver quien triunfaba ahora.

Vídeo Viral - Americanos y desayunos

Una muestra más de como los extremos se tocan y conseguir hacer un vídeo viral puede ser extremadamente sencillo y, a la vez, extremadamente complicado.

En cualquier caso, parece que la característica común que podemos encontrar en todos ellos es el carácter emocional de los vídeos, que en todo momento buscan despertar sentimientos sobre nosotros. En esta caso, la simpatía y ternura que nos pueden llegar a crear los niños chicos.

¿Qué opinas tú? ¿Crees que es un vídeo realmente meritorio de ser viral? ¿Crees que es chantaje emocional? Y lo más importante… ¿crees que un desayuno español hubiera arrasado y triunfado mucho más que cualquiera de los otros?

¡Comparte ahora o calla para siempre!