¿Sabías que hay cosas que no sabías sobre los GPS? Sí, te hablo de ese aparato (o alguna de sus excéntricas variantes) que te ha salvado en al menos una ocasión de acabar en algún pueblo de nombre impronunciable.

En pocas palabras, los llamados Global Positioning System o GPS funcionan de forma que gracias a la transmisión de la localización de satélites, y a través de un método matemático de trilateración de los mismos, éstos pueden averiguar nuestra ubicación.

Cosas que no sabías sobre los GPS: ¿Cómo funcionan?

Tecnicismos aparte, la verdad es que en nuestra sociedad se usan más de lo que puede parecer: ¿Cuántas veces has mandado tu ubicación por whatsapp? ¿Y cuántas has trackeado la distancia que has salido a correr hoy?

Y si aquello de que todos los caminos llevan a Roma es cierto o no, no lo sé, pero a día de hoy casi todos nos aseguraríamos de proveernos de uno de estos dispositivos con nosotros, ¿verdad?

Pues bien, es el momento de que descubras las 6 cosas que no sabías sobre los GPS. ¡Vamos allá!

1. El GPS no es algo exclusivo

Sí, este sistema de navegación es sólo uno de los varios que existen. Russia tiene su propio sistema GLONASS, la Unión Europea el Galileo y China el BeiDou.

Cosas que no sabías sobre los GPS: ¿Es el GPS exclusivo?

Eso sí, actualmente sólo el GLONASS compite con el GPS en cuanto a cobertura mundial, mientras que el Galileo y el BeiDou esperan estar a la altura para 2019 y 2020, respectivamente.

¿Por qué existen varios sistemas? Ya que resultan bastante útiles a nivel de aplicación militar, ninguna potencia quiere confiar sus funcionalidades a otros países por si se desatase algún conflicto.

2. El GPS pertenece al gobierno estadounidense

Muchas de las tecnologías que usamos día a día fueron originalmente creadas para usos militares -como es el caso del mismo Internet– y el GPS es otra de ellas.

Concretamente, fue inventado durante la Guerra Fría por el ejército estadounidense, y es que para poder lanzar misiles desde sus submarinos debían primero detectar la posición exacta de los mismos.

Cosas que no sabías sobre los GPS: Usos militares

Eso sí, la plena funcionalidad del GPS no se consiguió hasta unos años más tarde, en 1995, y no fue hasta cinco años más tarde que se puso a disposición pública como un recurso nacional.

3. Hay 32 satélites GPS en órbita ahora mismo

Otra de las cosas que no sabías sobre los GPS es que para poder ubicar cualquier localización en cualquier parte del mundo se necesitan 24 de ellos. De este modo, el primero de ellos fue lanzado en 1989, y el último necesario, en 1994.

¿Por qué hay 32 satélites entonces? Ya que la vida útil de estos satélites es de unos diez años, se asegura la cobertura en caso de que alguno presente fallos o haya terminado de agotar su vida.

Pero… ¿por qué necesitamos 24 satélites funcionando?

4. Necesitas al menos 4 satélites a la vista para poder localizarte con GPS

Con una constelación de 24 satélites GPS orbitando alrededor de la Tierra, nos aseguramos de que al menos 4 de ellos están dentro de nuestros “ángulos visibles” y por tanto pueden ubicarnos en cualquier momento.

¿Por qué cuatro satélites? Pensemos que cada uno emite una señal que indica la hora a la que ésta fue enviada, así como la posición del mismo respecto al centro de la Tierra.

Cosas que no sabías sobre los GPS: 24 satélites orbitan para que funcionen!

Si sabemos que la velocidad de la luz es constante, podemos conocer la distancia entre el satélite y nosotros multiplicando ésta por el tiempo que tarda en llegarnos la señal del GPS. Y si además conocemos las posiciones de los satélites, la incógnita de nuestra ubicación puede despejarse.

He aquí el porqué del cuarto satélite: Existe otra incógnita que despejar, que es el tiempo que tarda en llegarnos la señal del satélite hasta nosotros.

¡Espero que esta aclaración te esté ayudando a refrescar conocimientos de física, porque aún hay algo más!

5. Los GPS tienen en cuenta la teoría de la relatividad de Einstein

Lo que esta teoría venía a decirnos era que el tiempo pasa más rápido para todo aquello que esté más lejos de fuentes de gravedad. 

Teniendo en cuenta esto, los relojes de los satélites avanzan 38 microsegundos más rápido que los relojes en la superficie de la Tierra.

Cosas que no sabías sobre los GPS: Ojo con la teoría de la relatividad

De este modo, la incógnita que vengo contando que justifica la existencia del cuarto satélite para ubicarnos es la desviación del tiempo en los relojes a bordo de los mismos.

Sí, como estás leyendo, los GPS tienen mucha miga en esto de la determinación del tiempo, lo que me lleva a contarte la última cosa que no sabías sobre los GPS.

6. Los GPS no sólo nos ubican físicamente

Por todo lo que te vengo contando en estos dos últimos puntos estarás comprobando lo mucho que los satélites afinan en esto de determinar la hora exacta.

Sin ir más lejos, sistemas y mercados financieros e incluso redes eléctricas dependen fuertemente de los GPS para sincronizar la hora de la forma más sensible posible y garantizar que, por ejemplo, transacciones financieras puedan ser programadas con exactitud.

A partir de ahora, miraré al cielo cuando use un GPS

Ignorante de mí, pensaba que un GPS no tendría tanta miga, pero lo cierto es que estos entresijos que acabo de contarte son bastante curiosos. ¿Qué iba a saber yo sobre la existencia de 32 satélites para que todos podamos ubicarnos?

¿Qué te parece a ti? ¡Espero que tu cabeza no haya explotado con todos los secretos que estos pequeños dispositivos escondían! 😛

No olvides que si te ha gustado esto, ¡dale volumen y comparte! 😉

Fuentes: Navegar, Tab-TV, IoT for all, Timestars