La aversión al riesgo es algo que depende de cada persona, y aunque nunca existirán cosas tan exageradamente letales como nuestros padres puedan insistir en decirnos, hay que aprender a darle la perspectiva correcta a las cosas que probablemente te matarían.

No, no soy Sherlock, pero deja que te haga algunas preguntas. ¿Cuántas veces te has subido en un coche? ¿Y cuántas en un avión? ¿Qué te pone más nervioso/a?

Bucear con tiburones: ¿una de las cosas que probablemente te matarían?

Apuesto a que, como a la mayoría de los mortales, no puedes ni comparar la adrenalina y el nudo en el estómago cuando estás a unas cuantas millas de pisar tierra con algo tan cotidiano como desplazarte en carretera. ¡Descuida, me incluyo en esa mayoría!

Y no es por asustar ni nada, pero lo cierto es que…

Las cosas que probablemente te matarían están más cerca de ti de lo que creías

Porque, como iba a comentarte, lo cierto es que es mucho más probable que ocurra algún improvisto fatal mientras vas a bordo de un coche que de un avión.

¡Tal cual! Y es que los seres humanos somos terriblemente malos a la hora de evaluar riesgos. El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS) se percató de este detalle, y queriendo ayudar a la gente a poner en perspectiva riesgos y probabilidades ha lanzado el denominado Atlas de Riesgos.

¿Te imaginas cuáles son las causas de muerte más comunes? Seguro que alguna que otra consigues acertar.

En efecto, el NHS elaboró el siguiente gráfico en el que los círculos más grandes representan las causas más frecuentes de mortalidad en el país anglosajon. ¿Te las esperabas?

Las cosas que probablemente te matarían, en una infografía

Seguro que más de uno/a teníamos en mente, además de algunos de los motivos que recoge el gráfico, otros como accidentes de tráfico, desastres naturales, etc.

Pero como ya has visto, son las afecciones a distintos órganos o enfermedades como el cáncer o la diabetes los que siguen encabezando esta lista. ¿No te está dando que pensar? 

Luego reflexionaré contigo sobre esto, porque antes debes ver este otro gráfico, que representa qué riesgos son finalmente aquellas cosas que probablemente te matarían, es decir, las cosas que realmente suponen una amenaza para nuestras vidas:

Cosas que probablemente te matarían, en perspectiva

¿Ves la relación? Aquí se presentan como factores de riesgo para la vida el fumar, tener colesterol alto, sobrepeso o llevar un estilo de vida poco saludable.

Pues bien, a través de estos datos, lo que el NHS pretendía era transmitir un mensaje sobre lo fácil que es perder la perspectiva, que nos preocupemos sobre riesgos insignificantes y que ignoremos o incluso no seamos conscientes de las mayores amenazas.

Ahora que sabes las cosas que probablemente te matarían…

¿Qué harás? Como persona en la misma situación que tú, entiendo que es inevitable sentir pánico por la posibilidad de morir en un asesinato o un accidente.Al margen de otras intrépidas opciones de fenecer, claro.

Rooftopping, una de las cosas que probablemente te matarían (o no)

Pero lo curioso de todo esto, es que ya hemos visto que las cosas que podrían matarnos con mayor probabilidad son aquellas que dependen de nosotros, y que son cosas tan cotidianas como hacer algo de ejercicio o cuidar un poco la alimentación.

¡Por no hablar de los vicios! No quiero sonar como tu madre, pero si vas a preocuparte, mejor hazlo por todo lo que te hará ese cigarrillo que estás por encenderte y menos por si el vuelo que te has pillado este verano tendrá turbulencias de fatales consecuencias.

Aunque tampoco vamos a engañarnos, y es que todos sabemos que cumplir a rajatabla con aquello de un estilo de vida 100% sano al final…No es tanta vida como dicen. ¿O tú qué opinas? ¡Espero tu comentario!

Y como siempre, si te ha gustado esto, ¿qué esperas? ¡Dale volumen y comparte! 😉

Fuentes: NHS, Tom Ryaboi,