Si nos lees habitualmente, ya sabrás que me gusta más un proyecto sostenible que a un tonto un lápiz, como se suele decir. Es por eso que hoy vengo a contarte la curiosa historia de cómo una antigua prisión se ha transformado en un moderno barrio ecológico.

Cual crisálida, y nunca mejor dicho. Es la metáfora más maravillosa que se me pasa por la cabeza. Con todos mis respetos hacia los presos. Pero vayamos al grano, sé que tu tiempo es oro.

Los orígenes del proyecto

Eran los años 70 cuando cerca de la estación Ámstel se construyó Bijlmerbajes, un complejo carcelario situado en Ámsterdam. Un centro que se vio obligado a cerrar en junio de 2016 curiosamente por la falta de presos en sus instalaciones.

Sus seis torres conectadas y el edificio administrativo, lo hacían idóneo para la creación y el desarrollo de un nuevo espacio urbanístico que proyectase futuro. Fue entonces cuando el gobierno solicitó a OMA diseñar un plan que representara el renacer de este escenario cívico y cultural.

Las empresas de arquitectura FABRICations y LOLA Landscape se sumaron a este proyecto que transformará las icónicas torres del complejo penitenciario en un centro de desarrollo energético impulsado por energías renovables y tecnología sostenible con espacios verdes.

barrio ecológico en Ámsterdan

Cómo una cárcel puede dar vida a un barrio ecológico

Otro gran punto a su favor es el reciclaje de los espacios. Y es que combinará las estructuras antiguas con las nuevas que se construyan. Pero, además, preservará conceptualmente el carácter de isla de Bijlmerbajes y se reutilizarán los materiales de construcción.

Así es como los elementos prefabricados de las paredes se reciclarán como revestimiento para los nuevos edificios residenciales. Las barras de la prisión serán recicladas en balaustradas y las puertas de las celdas reutilizadas como paneles de borde para puentes peatonales.

El objetivo final es crear una macro-urbanización verde con 1.350 viviendas, el 30% de ellas de tipo social.

barrio ecológico complejo Ámsterdan

7,5 hectáreas de futuro en forma de barrio ecológico

Bijlmerbajes, comenzará a convertirse a principios de 2018 en un nuevo barrio eco-friendly. Un complejo de 7,5 hectáreas rodeado de 135.000 m² que se destinarán a uso mixto. El boceto pretende que los parques sean espacios para el ocio, el descanso y el deporte libres del tránsito automovilístico.

El edificio administrativo central se convertirá en un centro de artes y diseño, mientras que el área de uso mixto contará con un restaurante, un centro de salud y una escuela, además de parques, fuentes de agua y un párking subterráneo. Algunas de las características originales del lugar se mantendrán a la vez que serán construidas más torres que puedan completar la oferta de viviendas.

Por otro lado, una de las torres será transformada en una “torre verde”. De ella nacerá un parque vertical destinado a la agricultura y al cultivo de huertos urbanos como actividad sostenible. Los nuevos edificios dispondrán de aislamiento superior y estarán diseñados para ahorrar, ya que estarán conectados a energía solar, eólica y de biomasa.

barrio ecológico en antigua cárcel de Ámsterdan

Más barrios ecológicos, por favor

El proyecto pretende que los edificios del complejo sean alimentados con energías renovables y que la urbanización no genere residuos. Si el resultado final es tan bueno como pinta en un principio, todo apunta a que será espectacular.

¿Qué te parecería si esta idea se extendiera a otros países como el nuestro? Cuéntanoslo en los comentarios y comparte en tus redes sociales para dar a conocer esta iniciativa.

No olvides que compartir… ¡es disfrutar en compañía! 😉

 

Fuente: SpringWise