¿Quieres descubrir uno de mis secretos? Hay quien ama la cerveza, la ropa, la tecnología… yo amo las espirales. Así es, me fascinan. Quizás te parezcan todas iguales. Yo me pierdo en sus formas intentando descubrir un final en ellas, como si de un tesoro se tratase. Es por eso que hoy quiero descubrirte un proyecto que me ha enamorado por completo: el eco-resort que Vincent Callebaut ha plasmado siguiendo formas muy especiales.

Seguro que ya lo has adivinado. El boceto de este eco-resort no podía ser otro que el de la sinuosidad propia de una espiral. Quiero contarte a continuación todos los detalles sobre esta iniciativa que va mucho más allá de la bonita forma que tiene en su haber.

eco-resort vista aérea

Una gran espiral sería convertido en eco-resort en Filipinas

El arquitecto de origen belga, Vincent Callebaut, ha propuesto diseñar un eco-resort que estaría situado en Filipinas. Su idea prometería un complejo libre de emisiones, de residuos y de pobreza. Su idea surge como respuesta a la necesidad de proteger el ecosistema del país en la actualidad, amenazado por el exceso de la pesca, el turismo de masas y la contaminación en forma de desechos plásticos y productos tóxicos.

La iniciativa de Vincent Callebaut sería bautizado con el atractivo nombre de Nautilus. Funcionaría como un puente de unión entre el conocimiento de la comunidad científica y los ecoturistas que acudieran con la voluntad de ayudar a revitalizar y proteger el delicado entorno de la zona. Éstos podrían ayudar a limpiar los desechos plásticos en las playas.

eco-resort vista frente

Su estructura estaría basada en la biomimética, inspirándose en las formas y estructuras de la naturaleza. El proyecto sería construido en su totalidad a partir de materiales reutilizados o reciclados, y sería totalmente autosuficiente en términos de energía y alimentación.

Otro aspecto diferencial a destacar sería el micromecenazgo. Se utilizaría el crowdfunding como vía para garantizar la conservación del lugar mientras apoya directamente el desarrollo económico local en forma de empleos e ingresos.

“El turismo se ha convertido en la industria más importante a nivel internacional. Su potencial para contribuir al desarrollo sostenible es sustancial y puede reinventarse. Desde principios de los años ochenta, el ecoturismo ha estado explorando formas de conciliar el desarrollo socioeconómico de nuestras sociedades con la protección del medio ambiente”, dice Callebaut.

eco-resort edificio hotel

Así sería el eco-resort más bonito del mundo

Las dos principales construcciones arquitectónicas del eco-resort serían una serie de hoteles en forma de concha y unas torres de apartamentos giratorios. Se organizarían en espiral en torno a una isla central, que albergaría el centro náutico y los laboratorios de investigación científica.

Fachadas y techos combinarían paredes de plantas y células fotovoltaicas. Este hecho aumentaría la inercia térmica de los edificios, optimizaría el enfriamiento natural y generaría electricidad. El agua de lluvia sería reutilizada, mientras que el agua residual sería reciclada biológicamente en estanques de estabilización de desechos que bordearían los jardines.

eco-resort Finlandia

Al este, doce torres de alturas variables comprenderían apartamentos que irían girando siguiendo el curso del sol. En total, 162 apartamentos girarían 360 grados por día ofreciendo vistas panorámicas del paisaje. Al oeste, doce museos/hoteles en forma de caracol parecen emerger del agua.

Sumaría una serie de pabellones destinados al descanso y relax de los ecoturistas. En el centro de la laguna se situaría el centro de investigación científica y la base de recreación náutica como si de una “montaña de origami” se tratase.

eco-resort edificio complejo

¿Qué te parece este proyecto?

Aficiones, locuras y amores aparte… debo decir que el diseño de este eco-resort me parece una auténtica pasada. Moderno, actual, ecológico y encima bonito. ¿Se puede pedir más? Pues ya puestos… ¡que se haga uno aquí!

Queremos conocer tu opinión. Coméntanos bajo estas líneas qué opinas de este proyecto.

Y por supuesto… ¡no olvides compartirlo en tus redes sociales!

Ya sabes que como siempre digo… ¡compartir es descubrir! 😉 

 

Fuente: designboom