Aunque parecía que los rayos láser como armas mortales iban a ser siempre cosa de alienígenas y seres de la Guerra de las Galaxias, lo cierto es que muy pronto podrían formar parte de nuestras vidas. Se confirma que los americanos (como no iban a ser ellos) están a puntito de poseer un rayo láser tan mortal que ha llegado a definirse como ¨el rayo de la muerte¨.

El Gobierno de Obama, tras años de dudas e investigación, ha dado luz verde al proyecto de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA) para comenzar con las pruebas de campo de su sistema de defensa de láser líquido de alta energía, también conocido por sus siglas en inglés como HELLADS.

Será este verano de 2015 cuando comiencen sus pruebas de campo en White Sands Missile Range, Nuevo México y se esperan que sean todo un éxito pudiendo poner el rayo láser a disposición de las Fuerzas Aéreas del gobierno estadounidense lo más rápido posible.

¿Para qué será utilizado? En principio lo plantean como una gran solución contra las amenazas de aviones tripulados y no tripulados por su rapidez y eficacia, pero también, y no me extraña conociéndolos, como un gran arma contra misiles y cohetes.

Avión con rayo láser

Una noticia que seguramente para muchos sonará un poco a coña pero que es tan verdad como la vida misma. En palabras de Rich Bagnell, líder del proyecto:

Los obstáculos técnicos eran de enormes proporciones, pero es muy gratificante haber producido un nuevo tipo de láser con un poder sin precedentes y una gran calidad del haz para su tamaño.

Pues nada, habrá que añadir el rayo láser a la lista de inventos realizados por el ejercito y mira que ya van unos cuantos. No sé si recordarás que algunos que conviven cada día con nosotros como el microondas, el bolígrafo, la gabardina, el GPS o el todoterreno también son suyos.

Mi pregunta ahora es, ¿hasta que punto es bueno el desarrollo de este tipo de inventos? No paran de salir noticias de los graves problemas que causan las armas en Estados Unidos y ale, una más y encima de las que acojona.

Veremos a ver qué pasa este verano en las pruebas de Nuevo México y veremos a ver la cara que pone Kim Jong-un cuando lo vea en acción.

Ya podrían haber inventado la espada láser que tiene más gracia y no tanto láser a distancia.

Lo bueno, se comparte.

Fotos vía: noalapropagandamediatica