Desconozco las veces que he deseado eliminar el dolor de este mundo. Sus injusticias, su sufrimiento, sus enfermedades… Hoy quiero hablaros de algo que supondrá un gran avance para las personas que luchan día a día contra el Parkinson: Emma Watch. Una pulsera que reduce los molestos temblores a los pacientes que la padecen.

No hablamos de ciencia ficción, sino de todo un hito que va a colmar de alegría a las personas que ven mermada su calidad de vida a causa de los constantes espasmos involuntarios que provoca esta dolencia.

Emma Watch mujer mayor

Derribando mitos

La enfermedad de Parkinson aparece cuando las neuronas no producen suficiente cantidad de dopamina. Los síntomas más notorios son: temblor involuntario en manos, brazos, piernas, mandíbula y rostro, rigidez en brazos, piernas y tronco, lentitud de movimientos o problemas de equilibrio y coordinación.

A medida que la enfermedad avanza, pueden dificultarse tareas simples como caminar e incluso sufrir algún episodio de depresión, trastornos del sueño o problemas para masticar, tragar o hablar.

Es más común en hombres que en mujeres y, pese a no haber cura, existen medicinas que alivian los síntomas. En los casos más severos, la cirugía y la implantación de electrodos que envían pulsos para estimular las partes del cerebro que controlan el movimiento pueden ayudar. Aunque suele darse en edades cercanas a los 60 años, puede aparecer en etapas más tempranas.

Pero, ¿cómo ha sido el proceso que ha llevado a la creación del Emma Watch? Os dejo un pequeño vídeo y os cuento la gran historia que hay detrás de este proyecto por si no os apañáis bien con el inglish pitinglish.

La buena amistad hizo posible el Emma Watch

Todo comenzó con Emma Lawton, una diseñadora gráfica a la que con sólo 29 años se le diagnosticó la enfermedad. Imaginaros el riesgo que suponía para su futuro laboral el no disponer del pulso preciso requerido para ejercer su profesión. Pues bien, en Microsoft se pusieron manos a la obra para darle solución a este problema.

Con ayuda de la BBC, Haiyan Zhang creó el Emma Watch. Ella es la directora de innovación de Microsoft Research en Cambridge y amiga personal de la diseñadora. ¿Entendéis ahora el porqué del nombre de esta pulsera? Un bonito gesto que refleja la gran amistad que les une.

El dispositivo Emma Watch envía vibraciones al cerebro para “engañarlo”. Le hace creer que es la mano la que vibra, de modo que deja de enviar órdenes al cerebro reduciendo el temblor. Y lo consigue hasta el punto de mejorar la escritura gracias a la distracción que genera al cerebro. Esta imagen muestra la comparativa de una misma frase escrita sin la pulsera y con ella:

Emma Watch comparativa frase

Impresionante, ¿verdad? Y lo más importante: el patrón de la serie rítmica de vibraciones se puede personalizar mediante su propia aplicación. Así cada usuario lo adapta a sus necesidades para alcanzar la mayor comodidad posible.

La solución de hoy es la esperanza del mañana

De momento es sólo un prototipo que está obteniendo buenos resultados. Haiyan quiere seguir investigando sobre cómo la Inteligencia Artificial y el uso de sensores pueden ayudar con el Parkinson.

Este invento puede ser sólo el primer paso para optimizar la calidad de vida de las más de 10 millones de personas que sufren la enfermedad en todo el mundo.

Pero si algo está claro es que necesitamos que se invierta en investigación. Por eso los #ViajerosInquietos nos sumamos a la campaña #EmpeñadosPorElPárkinson de la Federación Española que tiene como objetivo encontrar sí o sí la cura para esta enfermedad. ¿A qué esperas para unirte?

Emma Watch mano mujer

Y es que al final… los sentimientos siempre mueven el mundo

¿No creéis? La empatía es de las virtudes más escasas que existen. Por eso, cuando alguien que ostenta un cargo con el poder de hacer grandes cosas la tiene, surgen ideas maravillosas como esta del Emma Watch.

Y cuando un caso te toca de cerca, es inevitable sentir el problema como si del tuyo propio se tratase. Si uno trabaja con el corazón, la motivación y el espíritu de superación, nada puede salir mal.

Si conocéis a alguien que tiene o que pueda estar desarrollando la enfermedad de Parkinson, enseñadles esta pulsera y hacedles ver que, aunque no exista cura en la actualidad, se puede vivir disminuyendo una de las mayores molestias que ocasiona. Es mucho lo que se está investigando y avanzando en un sinfín de laboratorios por parte de grandes profesionales.

¡Unámonos compartiendo la noticia en las redes sociales para dar esperanza y para luchar juntos contra la enfermedad! #VenzamosAlParkinson

 

Fuentes: Mediline, Pixabay y Wwwhatsnew.