Voy a ser franca. Para mí el mundo se divide en dos grupos: los que aman viajar y los que detestan hacerlo. Y aunque no me guste etiquetar a las personas, no suelo fiarme de quien se cierra a conocer mundo. Si eres de ese grupo, tienes una oportunidad de ganarte mi confianza. Conoce Endless Runway: la pista sin fin de los aeropuertos del futuro, la de la Generación Alpha.

Habrás visto en numerosas ocasiones vídeos e imágenes de aterrizajes y despegues muy complejos. En Bilbao, por ejemplo, suelen darse debido a los fuertes vientos y la dirección de éstos que llevan al extremo la dificultad de tales maniobras. Es por ello que Endless Runway podría ser la solución a ésta y a otras problemáticas de la aviación actual.

Endless runway boceto pista

¿Una pista sin fin en un aeropuerto?

Dicho así, tal cual, suena un poco extraño, ¿verdad? Eso es porque el cerebro humano no está acostumbrado a ir más allá. No solemos pensar en abstracto. Probemos algo: piensa en una pista sin fin. ¿Y si te digo que es circular? ¿Tu concepto inicial ha cambiado ligeramente? El mío lo hizo.

Trastoca cualquier idea de aeropuerto que podamos tener en mente. Endless Runway propone una sola pista circular de 3’5 km de diámetro que rodearía la terminal y permitiría el despegue y aterrizaje simultáneo de hasta tres aviones sin importar la dirección del viento predominante.

Los aviones podrían aterrizar y despegar en cualquier punto de la rotonda solucionando el viento fuerte, el débil, y los vientos cruzados. Justo las tres situaciones que suelen darse más a menudo. Las aeronaves aterrizarían en el punto donde el viento fuera mínimo y más favorable para la maniobra, evitando situaciones de peligro durante el despegue y el aterrizaje.

Endless runway pista sin fin

¿Será Endless Runway la pista del futuro?

Puede que no seas consciente del dato, pero la piel se pone de gallina si miras hacia el cielo y piensas que hay unos 14.000 vuelos operando justo en este instante. De momento es sólo un proyecto en pruebas financiado por la Comisión Europea que lleva a cabo el científico Henk Hesselink junto a su equipo en Holanda. Como comentó recientemente:

La falta de capacidad en los aeropuertos es la principal limitación al crecimiento del transporte aéreo, ya que los aeropuertos duplican su tamaño cada 15 años. Los modelos aeroportuarios actuales van encaminados a optimizar las infraestructuras construidas o levantar otras similares. Esto no es realista para responder al aumento previsto del tráfico aéreo.

Las restricciones físicas con las que cuentan las infraestructuras actuales de los aeropuertos, dificultan superar las limitaciones de los vórtices de estela y los límites de vientos cruzados y de cola complican mejorar las infraestructuras vigentes. Por eso la normativa vigente, los criterios y la tecnología no lo permiten ahora mismo.

endless runway gif

¿Qué ventajas tendría esta infraestructura?

Según los expertos, es un buen sistema para terminar con la congestión del tráfico aéreo que padecemos hoy en día. La curvatura y el peraltado de este tipo de pista facilitarían el frenado y los problemas causados por los fuertes vientos en las aeronaves.

Los pilotos tendrían cierta libertad de decisión sobre cuál es el mejor punto para tomar tierra. Aprovechar el viento supondría disminuir la quema de combustible y un gran ahorro para las compañías. Además, al no depender de una trayectoria estándar, podrían situarse más alejados de zonas residenciales.

La rotonda ocuparía sólo un tercio de la extensión de un aeropuerto convencional, con una longitud equivalente a tres pistas de aterrizaje rectas. Más pista en menos espacio. Esto supondría un ahorro lumínico importante. El proyecto de Hesselink ha obtenido el beneplácito y el apoyo del Centro Aeroespacial de Holanda (NLR), Alemania (DLR) y Francia (ONERA).

Endless runway boceto circulación

Experimentos previos

Pese a parecer algo futurista, no es la primera vez que se ha puesto a prueba. En 1919 ya se soñaba con pistas circulares sobre las azoteas para uso particular como medio de transporte.  Pero fue en 1960 cuando los EEUU probaron una pista casi circular con fines militares. Para aquellos pilotos fue fácil ya que, al tomar tierra, mantenían la dirección correcta automáticamente por la fuerza centrípeta.

El siguiente reto es saltar de la simulación a la realidad con drones de gran tonelaje. Esto permitiría efectuar ensayos similares a lo que supondría realizarlos con aviones comerciales. Aquí tienes un vídeo-resumen de Endless Runway:

¿Te gusta la idea?

A mí me encanta la sensación que experimento tanto en los despegues como en los aterrizajes. Son unos segundos que se llenan de sensaciones sobre tu propio cuerpo, sobre quienes te rodean. Observas, oyes, respiras,… sientes la vida.

He de admitir que siento una curiosidad enorme por probar esta pista sin fin. Y deseo no hacerme viejita antes de tiempo, vaya que me de un ataque al corazón con tanta emoción. Pero ahora tú eres el protagonista, anímate ¡comparte! y cuéntame qué te parece, ¿querrías probarla? O por el contrario piensas “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy!”.

Yo sólo espero que con Endless Runway la magia que rodea ese momento no se pierda nunca. Que siga siendo algo especial inherente a cada viaje. Las pruebas simuladas en las horas puntas de los aeropuertos más transitados han resultado satisfactorias. Cruzaré los dedos 🙂

Fuentes: The Endless Runway Project, El Economista, 20 Minutos y BBC Mundo.