El ciclismo está de moda. Las clases de spinning se llenan en los gimnasios, los carriles de bicis vuelven a estar llenos y las tiendas de bicicletas vuelven a ser un buen negocio. Bicis-skis diseñadas para rodar en nieve, bicicletas eléctricas que te caben en la mochila, kits anti pinchazos que te arreglan la rueda en 15 segundos… y Fat Bikes, las auténticas bicis todoterreno.

Fat Bikes, bicicletas para terrenos extremos.

Aunque llevan ya unos cuantos años en el mercado, hasta mediados de 2014 las Fat Bikes han sido grandes desconocidas en el mundo de los ciclistas. La idea original, diseñar una bicicleta capaz de rodar en nieve o arena, ha evolucionado hacia un concepto de mountain bike todoterreno pensada más para freestyle y disfrute que para grandes rutas o altas velocidades.

Sus grandes ruedas, de balones de hasta 5 pulgadas (prácticamente como una moto de enduro), y su manillar especialmente largo para un mayor control y equilibrio, son la clave para que las Fat Bikes se reivindiquen como las todoterreno de las bicicletas, capaces de rodar de forma estable y segura por todo tipo de terrenos.

Fat Bikes - Ruedas

El tener unas ruedas tan grandes (que nos servirán también como suspensión, que no es poca cosa), así como su geometría y diseño pensadas para disfrutar de todo tipo de superficies, nos permitirán rodar con garantías de sobra por piedras, lodazales, arena, y prácticamente todo lo que se os pase por la cabeza.

Para los que estéis pensando que el peso de una bici con ruedas tan grandes podría ser un problema (por algo se llaman Fat Bikes), contaros que están fabricadas mayormente en fibra de carbono y aluminio, materiales ambos muy ligeros y resistentes. Dependerá de cada modelo, pero podemos hablar de unos 16 kilos de media.

El precio de las Fat Bikes, como todo, varía mucho. Hasta donde he investigado, difícil será que encuentres una de primera mano por menos de 1.500 euros, alcanzando las de gamas más altas los 7.000 y con una media de unos 3.000.

Aquí tenéis una de las mejores selecciones de Fat Bikes que he podido encontrar. Siendo sinceros, el diseño y el concepto visual molan un huevo y parte del otro.

Fat Bikes - 9:Zero:7

Como único contrapunto, su peso del que ya hemos hablado y sus ruedas tan anchas harán de las Fat Bikes unas bicicletas considerablemente más exigentes físicamente hablando que las de geometría clásica. No todo podían ser ventajas.

¿Qué te parecen las Fat Bikes? ¿Las conocías ya o es la primera vez que las ves? ¿Te comprarías una o te parece demasiado dinero para una bici?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: coolhunting / bikezona / FatBikes