¿Quién no ha ido a tomar un café y ha olvidado dar las gracias al camarero? ¿Quién no ha tenido un mal día y ha olvidado ser amable? Desde pequeño me lo decían: ser amable no cuesta nada, es más, ahora te librará de pagar más, o al menos ese es el cometido de un novedoso sistema de fijar precios dependiendo de los modales del cliente.

El precio de un café dependerá de tú carácter, un nuevo sistema de fijar precios

En algunas cafeterías de Francia, han implantado un nuevo sistema de fijar los precios de sus productos, que hará que paguen más o menos sus clientes dependiendo de sus modales. Por ejemplo, en L’hamburg en Grenoble, una taza de café siendo amable te puede costar 1€, mientras que si no lo eres su precio puede ascender a 1,5€.

Por su parte, en La Petite Syrah en Niza podrás encontrar los precios para ese mismo café entre 1,4€ y 7€, siendo el primer precio para aquellos que saludan al entrar o dan un simple “gracias”, mientras que cuanto más malos sean tus modales más caro te saldrá el café.

Sistema de fijar precios dependiendo de los modales

¿Y qué consiguen con esto? Algo tan simple, pero a la vez tan difícil como concienciar a la sociedad para ser amables y educados, y a su vez, y en palabras del periódico “The Times” de Londres:

Se pretende reintroducir la civilización en la cultura del café francés a la intemperie.

Desde luego, este nuevo método de fijar precios está dando mucho de qué hablar y está ocasionando problemas jurídicos, pues algunos piensan que no se debería cobrar más a unas personas que a otras por un mismo producto.

En mi opinión, creo que deberían ser más las cafeterías que apostaran por este nuevo sistema de fijar precios, pues ya no sólo sirve para premiar a aquellas personas que son amables, sino que también estarán educando indirectamente a los ciudadanos para que mejoren sus modales, que en estos tiempos parecen que escasean en algunos sitios, por desgracia.

Sinceramente, creo que ser amable no cuesta nada, y un mal día lo podemos tener todos, pero aún así, un simple “hola”, “gracias” o un “por favor” no cuesta nada decirlos, y posiblemente si encuentras una de estas cafeterías te alegren el día cuando te llegue la factura y pagues menos 😉

Y si crees que tu café te puede salir más caro, siempre puedes comprarte una cafetera portátil, nosotros te recomendamos una en nosolotendencias 😛

¿Y tú que piensas de este nuevo sistema de fijar precios? ¿Irías a alguna cafetería que lo utilizara? ¡Te animamos a que nos lo cuentes! 😀

Si te gusta esta noticia, ¡Corre a compartir, insensat@! 😉

Fuentes: Cool Hunting