Hoy vengo contenta con el post que os traigo, contenta e indignada a la vez, ¿os imagináis que nos pusieran fácil el poder opinar y ser parte de las mejoras y cambios que tenga nuestra ciudad o el lugar donde vivimos? ¿Que nosotros, los ciudadanos, tomásemos parte y nos preguntasen para colaborar en que nuestra ciudad/pueblo creciese en el mejor de los sentidos? Esto sí que sería un ejemplo de civismo.

Pues esta iniciativa sí que existe, y se llama CitizenLab, la mala suerte es que no existe en todos los países, pero no porque no se pueda, sino porque creo que no conviene. Citizenlab es ejemplo claro de civismo porque se propone como iniciativa para tener en cuenta las opiniones de los ciudadanos, se envía una encuesta y así se sabe si una reforma o alguna nueva medida que se quiera poner en práctica es apoyada por los habitantes de la ciudad en sí o no. 

ejemplo de civismo con citizenlab

Citizenlab se ha desarrollado en los Países Bajos, pero claro, para ponerla en práctica, es necesario que quieran los que gobiernan, porque facilidades ponen, está disponible en más de 20 idiomas, y la web es muy fácil de utilizar, incluso te dejan que puedas ver una demostración gratuita, además me encanta el slogan que es algo así como “aprovechar la sabiduría de los ciudadanos”. 

Con Citizenlab practico civismo en mi ciudad

Si hablamos de civismo este es sin duda un gran ejemplo, y con el acceso que tenemos la mayoría de las personas a Internet, es una buena forma de practicar democracia, que de eso se trata ¿no? Al descubrir Citizenlab me he acordado inevitablemente de Voatz, aquella web en la que podías votar de forma digital. Sin duda pienso que si ambas plataformas se pusieran en práctica seguro que ganamos todos, ¿qué opinas tú? ¿crees que es una utopía o que lo que no es lógico es que con los avances que hay para algunos ámbitos, todavía seamos tan antiguos para otros? 

Yo apoyo esta y todas las plataformas que motiven la participación ciudadana, es más, voy a proponerlo en el lugar en el que vivo, igual me encuentro un portazo o a lo mejor no, pero ¿por qué no intentarlo?

Si te gusta, si no, si quieres comentarlo, o si conoces algún lugar en el que se esté practicando, comenta, comparte y demuestra tu alma de viajero inquieto.

A quien comparte, Google le ayuda 😉 

Fuentes: imágenes vía: analisis365