Este posiblemente es de los post más conmovedores que he escrito hasta ahora, porque dejadme que os diga que buscar sobre la vida de James Nachtwey, un fotógrafo de guerra, no te hace acabar con una sonrisa de oreja a oreja.

Debo decir que es muy admirable que una persona dedique su vida a retratar la realidad, ya que como el propio Nachtwey dice:

Nuestros políticos afirman unas cosas, mientras que los fotógrafos nos muestran una realidad totalmente diferente. Yo creí a los fotógrafos y también un millón de americanos más.

¿Quién es James Nachtwey? El fotógrafo de la realidad

Mientras escucho el discurso de este increíble fotógrafo, me doy cuenta de la razón que tiene al decir que por mucho que los partidos políticos quieran utilizar la prensa y la información en su favor, hay veces que tal como dice el dicho: una imagen vale más que mil palabras.

Y eso mismo fue lo que hizo que un estudiante de arte y ciencias políticas como Nachtwey, se alejase del que tenía pensado que fuese su futuro y se dedicase a la fotografía. Las imágenes de la guerra de Vietnam causaron estragos en él.

Empezó trabajando para un pequeño periódico de Nuevo México y poco a poco llegó a convertirse en fotógrafo freelance, para acabar enfocándose totalmente en la fotografía de guerra. 

Muy pronto se dio cuenta que la historia no podía ser explicada por nadie más que no fueran las propias personas que la vivían y para darle voz a muchos otros y eso sigue haciendo a sus 68 años de edad.

Retrato James Nachtwey

Quienes lo conoceny lo describen cómo la antítesis del fotógrafo de guerra. Mientras que en este oficio es conocido por los muchos fotógrafos que buscan reconocimiento público, James Nachtwey, ha permanecido en las sombras en todo su trabajo dándole espacio al os verdaderos protagonistas.

Se ha convertido así en uno de los referentes de este tipo de fotografía, llegando a recibir muchos premios como:

  • Martin Luther King Award
  • Dr. Jean Mayer Global Citizenship Award
  • World Press Photo Award
  • Magazine Photographer of the Year
  • Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades
  • Y más de 20 premios más.

Pero si James Nachtwey mirase su inmensa lista de trofeos nos diría que esos logros no tienen sentido si no incluyen un cambio con ellos, algo que ha pasado en alguna ocasión.

El discurso TED de James Nachtwey, dejó en silencio a la sala entera:

De todos los TED que he podido ver el que dio Nachtwey me ha marcado más que cualquier otro discurso, sobretodo por la elegancia con la que te hace reflexionar la respuesta a una pregunta muy simple.

¿Eres consciente de lo que pasa a tu alrededor?

James Nachtwey comienza su discurso hablando de la manipulación que los partidos políticos intentan hacer de las situaciones de guerra, sin embargo la importancia del fotógrafo en estos conflictos hace que todo el humo se desvanezca para que la realidad sea bien clara.

Lo que más me asombra de este TED es que yo esperaba que a continuación, Nachtwey, explicase un poco su experiencia en la fotografía de guerra, cómo es y ha sido su trabajo y la cantidad de inconvenientes que se ha encontrado. Nada más lejos de la realidad.

Fotografía James Nachtwey

El siguiente paso del discurso es una sucesión de fotografías que si no te dejan sin aire, poco corazón puedes tener. Y si, suena quizás demasiado brusco decirte de pleno esta afirmación, pero cuando ves a Nachtwey incapaz de levantar la mirada de su discurso, haciendo pausa tras pausa en cada fotografía, te das cuenta que no está hablando de una pieza de arte, está hablando de la historia de esas personas.

Tras unos minutos en los que contienes la respiración por miedo a decir o expresar algo indebido, el fotógrafo de guerra mira al público, coge aire y finaliza diciendo lo siguiente:

Hay una historia vital que necesita ser contada. Mi deseo TED es que me ayuden a seguir teniendo acceso a ellas y a inventar nuevas maneras innovadoras y apasionantes de utilizar la fotografía en la nueva era digital.

Poco más se puede añadir tras una sentencia así, ahora nos queda algo muy importante por hacer a nosotros y es ayudarle a dar esa voz a las historias que él fotografía. Te invito a que veas su discurso al completo y lo valores por ti mismo/a:

¿Que opinas de James Nachtwey? Si le conocías y seguías su trabajo házmelo saber en los comentarios, para mí conocer la personas tras la cámara ha sido toda una sorpresa, pero más me he sorprendido con su propósito.

Si te ha gustado este tipo de historia no te pierdas las fotografías que muestran la vida de los niños en 18 países diferentes.

Y es que ya se sabe… ¡No te acostarás sin compartir una noticia más!

Fuentes: MindMeister, El sombrario