Cuando nos dicen que el mundo está cada vez más hiperconectado, razón no les falta, pero tras conocer esto del Hotel Hyperloop ya veo que no sólo puede decirse que esto ocurra por conexiones digitales.

Ya habrás leído algo sobre sistemas de transportes que hacen parecer al planeta Tierra cada vez más pequeño por la reducción en los tiempos de viaje.

Y es que en boca de todos está, como no merece menos, el Hyperloop del ya conocido Elon Musk, proyecto por el que en un futuro -no demasiado lejano- podremos transportarnos en un tubo al vacío entre ciudades en cuestión de minutos, segundos, pestañeos, a velocidades de vértigo.

Es un sistema que no deja de traer cola, ya que todo el mundo viajamos en algún momento de nuestras vidas. Pero esta vez, un estudiante de arquitectura llamado Brendan Siebrecht ha dado una vuelta más a esto al pensar algo como:

¡Viajar rápido está bien, pero también querré saber dónde me alojaré!

Te aviso que la idea que surgió de este planteamiento podría dejarte con cara de tonto/a, y es que… ¿Cómo no lo había pensado nadie antes?

Sea como sea, vamos a aclarar un poco más todo sobre este original hotel 😉

¿Qué es eso del Hotel Hyperloop?

Esta vuelca de tuerca al Hyperloop de Elon parte de algo tan sencillo como la concepción de las cabinas dentro de este tubo hipersónico como habitaciones de lujo.

La intención del joven Siebrecht es hacer posible que estas cápsulas -que en realidad son habitaciones de hotel de lujo- sean útiles tanto para que el viajero se aloje cuando llegue a la ciudad de destino, como para que el mismo trayecto lo hagan sin salir de ella.

¿En qué consiste el Hotel Hyperloop?

Sí, espero que la palabra lujo no te haya pasado desapercibida, porque a modo de tarifa plana una de estas habitaciones costaría unos 1.200 dólares, sin terminar de determinarse los precios para pasar una sola noche.

Este proyecto está pensado para llevarse a cabo en 13 hoteles a lo largo de Estados Unidos, en ciudades como Seattle, San Francisco, Los Ángeles, Nueva York y Boston, que quedarían conectadas por el Hyperloop.

Cada uno de estos hoteles tendría un coste de unos 10 millones, y contaría en su interior con una oficina, una sala de estar con televisión, un dormitorio y un baño. Lo que viene siendo lo normal en casos de viajes de negocios.

Así sería el Hotel Hyperloop

Aunque el proyecto aún no ha recibido luz verde, se comenta que se podría llevar a cabo dentro de 5 a 10 años. Pero eso sí, sólo en Estados Unidos, donde Elon Musk pretende desarrollar la red de Hyperloop.

¿No apto para viajeros claustrofóbicos?

Debo decir que la primera impresión que tuve de este proyecto fue precisamente la sensación de claustrofobia. ¿Transportarme y alojarme en una pequeña cabina dentro de un tubo? No way!

Cabina del Hotel Hyperloop

Eso sí, si va a seguir un estilo lujoso, seguro que no se tratará de cabinas demasiado pequeñas. O al menos, serán lo suficientemente sofisticadas para no dar cabida a la claustrofobia. Aunque no sean aptas para todos los bolsillos.

Supongo que esto deben ser los resquicios de una idea que me resultó familiar a esta, el caso de las cápsulas alquilables para dormir en aeropuertos. De momento, por cómo pintan ésta, parece mucho mejor. ¡Veremos!

¿Qué te parece? ¿Subirías a bordo de una de estas cápsulas? ¿Aguantarías velocidades de vértigo en una cabina? Será interesante conocerlo 🙂

Sé que esto te ha llamado la atención, así que vamos, ¡dale volumen y comparte! :p

Fuente: designboom