Todos (o prácticamente todos) sabemos lo que son los vuelos con largas escalas. Pasar largas horas o incluso la noche completa en algún aeropuerto no es precisamente una buena experiencia. Y el hecho de saber que tan sólo a unos kilómetros tienes una ciudad, una cultura y un ambiente que no conoces y quizás nunca tengas de nuevo la oportunidad de conocer no ayuda mucho. ¿Por qué no aprovechar todo ese tiempo para conocer el lugar?

Algo parecido a eso debe de haber pasado por la cabeza del equipo de Marketing de Icelandair, una compañía aérea islandesa. No en vano, se trata del mayor punto intermedio de escala entre Europa y America y desde allí salen día a día conexiones de vuelos procedentes de 14 aeropuertos americanos y 25 europeos.

Icelandair - Stopover conection

Ahora imagina que en lugar de tener que pasar la noche en el aeropuerto te ofrezcan la oportunidad de, sin conste adicional alguno, pasar hasta 7 días en la ciudad antes de coger el vuelo que te lleve a tu destino final. ¿Qué pensarías? No suena mal, ¿verdad? Eso es lo que lleva ofreciendo Icelandair desde 1960. No obstante no ha sido hasta ahora, gracias a esta fantástica campaña de Marketing, que lo hemos conocido.

Atento si te interesa el Marketing y el contenido viral, aquí tienes otro ejemplo perfecto de como mezclar la sensibilidad emocional con la publicidad para obtener un excelente producto de Marketing.

Icelandair sorprende a un pasajero con un stopover de 48 horas y lo hace viral

Te presentamos a Kat, una fotógrafa enamorada de la comida (ya tenemos algo en común Kat) que viaja desde Seattle a Londres haciendo escala, como puedes imaginar, en Islandia.

El vídeo que te mostramos a continuación comienza con Kat llegando al aeropuerto de Keflavik, donde ella, pobre ilusa, cree que hará una corta escala antes de coger su vuelo final a Londres. En lugar de eso, Kat es recibida por un variopinto grupo de islandeses deseosos de ayudarla a conocer los encantos del país.

Tras seleccionar a un rubio de dos metros y espectacular melena (ay Kat, que lista eres…) como guía, Kat disfruta de unas vacaciones personalizadas de dos días conociendo la gastronomía del lugar, haciendo excursiones y viajando por el país.

El vídeo acaba con Kat agradeciendo entre lágrimas a su guía la oportunidad de conocer Islandia.

El vídeo sin duda cumple sus objetivos: consigue mostrar lo mejorcito del paisaje y la cultura islandesa, muestra a los viajeros transatlánticos la posibilidad de conocer el país sin coste alguno y da publicidad a la compañía aérea. Todo ello mientras consiguen viralizar su vídeo – millón y medio de visitas en 3 semanas, nada mal chicos, nada mal.

Lo que me pregunto es si a todo pasajero que se le ocurra realmente aprovecharse de ese stopover le darían el mismo trato que a Kat: un grupo de guías entre los que elegir, excursiones y restaurantes pagados, etc. Pero bueno, es una campaña publicitaria a fin de cuentas, así que le perdonaremos la posible ”manipulación”.

Icelandair - Stopover Kat Icelandair - hasta 7 días

Sin duda otro ejemplo de campaña de Marketing perfecta. Mezcla las emociones con una aportación de valor real y no nos da la sensación de estar vendiéndonos nada en ningún momento. ¿Qué opináis vosotros? ¿Realmente os parece una buena idea y os aporta valor la idea del stopover o creéis que es otra forma más de sacarle dinero a los turistas? ¿Os tiraríais vosotros a la piscina y la usaríais?

Por cierto, si te ha parecido interesante este artículo, estos dos sin duda te gustarán: cómo crear contenido viral y el Marketing censurado de Alexandria Morgan.

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: psfk essentialtravel