Lego no deja de sorprendernos. De innovar y crear cosas que nos dejan fascinados. Ya vimos la primera red social para menores de 13 años, Lego Life y, después, la moto voladora del futuro que diseñó junto a BMW. Ahora va más allá y nos presenta un edificio abierto al desarrollo de la imaginación, la increíble Casa Lego.

¿Cómo es la increíble Casa Lego?

El próximo 28 de septiembre la Casa Lego abrirá sus puertas en Billund, Dinamarca. Ciudad que vio nacer el ladrillo que tantos ratos divertidos nos ha regalado.

Vista aérea de la Casa Lego durante su construcción

Este proyecto, diseñado por el estudio de arquitectura danés BIG (Bjarke Ingels Group), fue elaborado con la idea de potenciar la creatividad de los niños, jóvenes y adultos fans de la marca de juguetes.

“Hace falta un pueblo para educar a un niño, dice un proverbio africano y, como tal, la Casa Lego está concebida como una villa para la vida, el aprendizaje y el juego de los niños”, comenta Bjarke Ingels, director de BIG.

Esta edificación cuenta con 12.000 metros cuadrados y está inspirada en el emblemático ladrillo de plástico de la compañía. Compuesta por 21 enormes ladrillos Lego apilados unos encima de otros y coronada por un bloque angular con las proporciones del ladrillo Lego 2×4.

Plaza central de la Casa Lego

Además, los azulejos de la fachada están diseñados para crear la ilusión de que se ha construido con ladrillos reales de Lego.

“Casa Lego será a la vez expresiva y racional, innovadora y sistemática, como un Guggenheim de cubos blancos, que combina la funcionalidad del espacio modular con el carácter icónico de un edificio escultórico”, destaca Bjarke Ingels.

La Casa Lego contará con actividades y atracciones gratuitas y de pago. Así como con una enorme plaza de 2.000 m2, de acceso gratuito, que quieren convertir en centro natural de encuentro de los visitantes, turistas y habitantes de la ciudad.

¿Qué nos encontraremos en la Casa Lego?

Lego House ha sido diseñada a partir de los 5 valores que definen la marca de juguetes: creatividad, imaginación, cariño, calidad y aprendizaje. Pero, sobre todo, englobada entorno a la diversión, característica indiscutible de Lego.

Recreación de la zona Roja de la Casa Lego

En ella podremos encontrar terrazas y parques infantiles abiertos al público en general. Además de cuatro zonas, organizadas por colores, que representan un aspecto diferente del aprendizaje de un niño.

La zona roja estimulará la creatividad. Encontraremos una cascada gigante de piezas y fuentes gigantes donde poder sumergirse. Y, para estimular la imaginación, se realizarán sesiones de 20 minutos con un profesor lego. ¡Yo quiero ir a una de esas clases!

Recreación del área amarilla de la Casa Lego

El área de color amarillo está destinada a desarrollar las emociones. En ella se podrán construir peces de Lego que cobrarán vida digitalmente a través de un escáner. Además, podrás ver cómo tu creación interactúa con otras criaturas acuáticas en el estanque.

Y no solo eso, sino que en esta zona podrás crear tus propias flores o plantas y plantarlas en las zonas verdes cerca del árbol que preside el centro del área. Este árbol está construido con piezas Lego y es el más grande que se ha hecho nunca. (¡Es tan chulo que me quiero morir!)

Gif de Agnes de Gru: mi villano favorito

Llegamos a la zona azul, destinada a la lógica. Aquí desarrollaremos nuestras dotes para resolver problemas complicados, encontrar soluciones y aprendes cosas nuevas.

Un área donde programar un robot en el Robo Lab, planificar una ciudad en City Architect o construir vehículos capaces de transgredir las leyes de la gravedad. (Mi niña interior está saltando todo el rato mientras escribe estas cosas)

Y, por último, está la zona verde destinada a sociabilizar, a jugar con otros. Aquí podremos dirigir nuestra propia película en Srotie Lab, construir minifiguras Lego en Character Creator y observar todo lo que les ocurre a las minifiguras en World Explores.

Recreación de la zona azul de la Lego House

Próximo destino: Casa Lego, ¡allá voy!

No sé vosotros, pero a mi la Casa Lego me está flipando demasiado. Tanto que creo que mis ahorros para mi próximo viaje van a ir destinados allí.

Y es que los de Lego no se dejan nada en el olvido. Así que, después de vivir todas estas sensaciones y explotar nuestra creatividad, lógica, emociones y relaciones al máximo, nos regalan una zona de gastronomía.

Han diseñado 3 experiencias gastronómicas que se adaptan a todos los gustos. Desde algo rápido en Brickaccino, pasando por un restaurante familiar donde construir tu propia comida y finalizando en una experiencia gourmet con un toque Lego.

Recreación del área verde de la Casa Lego

Pero, no nos queda más remedio que esperar hasta el 28 de septiembre para ver y flipar bien fuerte con la Casa Lego.

Aunque eso sí, puedes adquirir los tickets para visitarla a partir de junio. Solo tienes que entrar en su página web y reservar tu entrada y la de tus amigos o familia.

Yo mientras voy a ver si para junio he reunido el dinero suficiente porque no me quiero perder esta gran experiencia llena de creatividad y diversión.

Vista aérea de la Casa Lego por la noche.

Por cierto, os vuelvo a recordar que este mes es mi cumpleaños. Por si os queréis pegar el detalle y regalarme las entradas ;P

A ti, ¿qué te parece la Casa Lego? ¿Estás deseando ir tanto como yo? ¿Con quién irías a disfrutar esta experiencia? Cuéntame todo en los comentarios, estoy deseando leerte.

Y si te ha gustado, no te olvides que compartir es sonreír 😉

Información e imágenesEl Mundo y Cuteandkids