Por lo general, cuando escuchamos a grandes científicos, físicos o ingenieros hablando de sus inventos, lo único que captamos son palabras extrañas y aburridas que más que emocionarnos nos dejan con cara de ¨por favor, acaba ya¨. ¿Culpa suya por no saber explicar? ¿Culpa nuestra por ser torpecillos? Ni mucho menos, el problema es que esos inventos y su explicación nos tocan tan poco la parte emocional que nos entran por un oído y nos sale por otro.

Es ahí donde entran esos inventos que sí nos tocan. Esas ideas, razonamientos o soluciones que ya sea por parecer locas o fruto del desvarío de un pobre anciano, hacen que nos riamos y las guardemos en una parte de nuestro cerebro para más tarde reflexionar sobre ellas.

Inventos que, en muchos casos, dan grandes soluciones a problemas reales y que además nos hacen reír. ¿Cómo es posible que no hubiese un premio para ellos? Menos mal que Marc Abrahams llegó para cambiar las cosas.

Inventos raros que primero nos hacen reír y luego pensar

En esta charla TED que veréis a continuación, Marc Abrahams, co-fundador, editor y colaborador de numerosos medios, nos cuenta cómo un día llegó a la conclusión de que todos esos inventos raros que primero nos hacen reír y luego pensar, se merecían un premio. Un prestigioso galardón llamado Premio Ig Nobel que él fundó en 1991 y que reconoce el trabajo de 10 personas cada año.

¿De qué inventos hablamos? Sí, los vais a ver en el vídeo, pero vamos a jugar un poco antes. Te voy a mostrar 3 de ellos a continuación. Apostaría que viendo las fotos no vas a ser capaz de acertar ni dos. ¿Probamos a ver? Ya te aviso que ninguno de ellos es un juguete sexual.

inventos raros-mesa para dar a luz Inventos raros-calcetines por encima de las zapatillas Inventos raros-Mascarilla-sujetador

¿Nada? ¿Ni uno? Qué fracaso más grande. Mejor vemos el vídeo ya y dejamos de imaginar que no hay necesidad de seguir cansando las pocas neuronas que tenemos.

Al margen de coñas, que las hay para rato, me gustaría terminar destacando lo importante que es hacer las cosas de tal forma que diviertan a las personas.

Parece complicado, y más si hablamos con científicos o ingenieros, pero he aquí la demostración de que es posible.

Ole Marc, ole los premios Ig y ole la gente que siempre tiene en mente que se pueden contar cosas insoportables de forma divertida.

¿Qué te parecen los Premios Ig Nobel? ¿Idea loca a lo paraguas invisible o justo reconocimiento?

Lo bueno, se comparte.

Fotos vía: Ted