Como todos sabemos, el Crowdfunding se ha convertido para muchos emprendedores, y más en países como Estados Unidos, en una manera bastante buena de conseguir esa financiación que uno necesita aunque sea para desarrollar la primera versión del producto y ver que pasa.

Esto nos ha llevado a que páginas como la famosa Kickstarter, de la que ya hablamos cuando os contamos proyectos como el de Tattoo Chain, se han convertido en un lugar donde cada vez se hacen más sueños realidad pero también en un lugar donde muchos soñadores, de ideas un tanto extrañas, se pegan un ostiazo bastante gordo.

Proyectos que unas veces son muy buenos pero no sus promotores y otras que son muy malos pero dan el pelotazo. Para que veáis algunos de los casos especiales que se intentaron financiar en Kickstarter, os voy a hablar de 5 proyectos que, cuanto menos, te servirán para tener una conversación entretenida con tus amigos.

Proyectos que dividiremos en ¨Coherentes pero fallidos¨ y ¨Locos y fallidos¨. Si quieres conocer algunos muy locos pero que al contrario que estos, triunfaron, métete en el post que hicimos sobre los éxitos mas raros e insólitos en el Crowdfunding. Molan mucho.

Kickstarter y sus proyectos coherentes pero fallidos

Aquí podría hablaros de varios pero permitirme que me centre en uno el cual fue un sonadísimo fracaso y que merece la pena conocer como es “myIDkey, un proyecto en principio tan coherente que llegó a recaudar la friolera de 3.500.000 $.

1. MyIDKey

¿Fracaso por qué? Pensarás. Pues bien, antes de nada, déjame que te comente que myIDkey fue concebido como un dispositivo que quería solucionarnos todos esos problemas que nos surgen a la hora de recordar el millón de contraseñas que tenemos.

Un pequeño y cuidado dispositivo en forma de llavero nos permitiría acceder a la contraseña que quisiésemos a través de nuestra huella digital. ¿No te parece una pasada? A mi más de una vez me sacaría de apuros.

Kickstarter-myIDkey

Lo mismo que yo pensarían muchas personas cuando hicieron que myIDkey consiguiese cerca de medio millón de dólares, 5 veces más de lo que pedían. Es más, fue tan sonado este proyecto que tras ganar varios premios y hacerse eco en todos los medios especializados en tecnología, recibieron 3.000.000$ más de inversión.

Todo parecía ir sobre ruedas hasta el punto de que anunciaron que para septiembre de 2013 serían enviadas las primeras unidades para aquellos que les habían apoyado en Kickstarter.

De repente, empezaron a tener problemas. El diseño que prometían al principio y sus funcionalidades no eran posibles y el dinero que habían recaudado no era suficiente.

A pesar de los esfuerzos y de intentar reducir las funcionalidades de myIDkey a cambio de un diseño aceptable, los primeros dispositivos dieron tantos fallos que llegaron al punto de ser prácticamente inservibles. Lo que empezó como un gran éxito, había terminado como uno de los mayores fracasos que se conocen.

myIDkey, un proyecto de Kickstarter

 

Kickstarter y sus proyectos locos y fallidos

Como decía al principio, no todos los proyectos de Crowdfunding que fracasan tienen futuro al principio. Algunos directamente son malos de narices con sólo escuchar de que van.

2. Isla flotante ” Arc Island”

El visionario Ben Way, el cual se pondría celoso de muchos afortunados que disponen de isla propia como es Julio Iglesias, decidió que había llegado la hora de llevar a cabo el mayor proyecto de ingeniería de la historia: una gran isla del tamaño de Manhattan la cual podría moverse por el mundo y que contaría con un autoabastecimiento energético completo.

No hablamos de construir una isla que forme parte de un país no. Hablamos de que querían construir su propia civilización desde cero. Así, por la cara.

Como imaginarás, este proyecto fue un absurdo llevarlo a la realidad ya no sólo por tener unos objetivos de ingeniería nunca vistos, sino por que su desarrollo supondría un coste mucho mayor de los 50.000 $ que pedían en Kickstarter. Finalmente, llegaron a conseguir unos 15.000$, lo cual ya me parece un éxito viendo lo visto.

3. Dispositivo anti-gravedad

Además de lo loco que parece de por sí este proyecto, lo incluimos porque su autor, Peter Fred, lo presentó acompañado de una teoría de la gravedad alternativa.

Este inventor había desarrollado un motor térmico sin reacción que estaba cerca de levitar, el cual fue totalmente cuestionado ya no sólo por una presentación muy casera, sino porque ponía en entredicho gran parte de la física clásica al decir que si pones un obstáculo entre un área de alta presión y otra de baja tenderán a igualarse creando un movimiento unidireccional al que Fred llamó gravedad. Es decir, que así, por la cara también, puso en duda la Teoría General de la Relatividad de Albert Einsten. Toma con el proyectito.

Si queréis saber más de este proyecto os dejo con el enlace donde está toda la información porque la verdad que la explicación es un follón de los gordos.

Kickstarter-dispositivo anti-gravedad

4. Coche alimentado por fusión

Ya que nos ponemos a hacer daño a la teorías físicas, ¿por qué no hacerlo una vez más?

En este caso, su inventor decía que disponía de un Ford del 28 y que necesitaba 25.000$, una máquina de valor, un generador e instrumentos mecánicos y eléctricos para llevar a cabo lo que iba a ser una revolución: el primer coche alimentado por fusión.

¿Que qué es eso de la fusión? Para que nos entendamos, es un medio de obtención de energía mucho más potente que la fisión (que es la que se utiliza en la centrales nucleares), la cual no se ha conseguido a día de hoy implementar a través de ningún sistema.

Una de las principales razones por las que el invento propuesto no tuvo ningún éxito fue que hoy en día se encuentra en contradicción con el Modelo Estándar de la Física y se considera imposible llevarlo a cabo. Razón suficiente, ¿no?

5. Orbit

Considerado uno de las mayores absurdeces que se han encontrado en Kickstarter y en el mundo del Crowdfunding, Orbit se presentaba como un dispositivo volador que te acompañaría allá donde fueses y que podría realizar cualquier función que realiza nuestro smartphone. Digamos que buscaba sustituir el molesto teléfono móvil de nuestro bolsillo por una especie de drone que nos revolotea alrededor. ¿Qué te parece?

Y ya no sólo fue considerado una locura por la funcionalidad como tal, la cual puede que haya gustado a muchos, sino por la imposibilidad de su desarrollo actual, el cual contaba con unos materiales pesados incapaces de ser levantados por las turbinas que proponían, un ruido que sería muy molesto en espacios cerrados y una necesidad de energía para su pantalla y conexión al móvil que se hacía imposible con las baterías actuales.

No es de extrañar con todo esto que del 1.000.000 de dólares que pedían para su desarrollo, sólo obtuviesen 6$.

Kickstarter-Orbit

 

Y hasta aquí los 5 proyectos de Crowdfunding que fracasaron en Kickstarter y que quería que conocieseis. Como habrás visto, parece que el principal problema de estas plataformas es las personas que piden financiación para proyectos que cuentan con un desarrollo y una credibilidad casi nula, lo que hace que cada vez más gente desconfíe de hasta que punto es bueno invertir su dinero en ellas.

¿Conoces algún proyecto más que fuese un fracaso ya no sólo en Kickstarter sino en cualquier plataforma de Crowdfunding?¿Crees que alguno de estos que os he presentado no deberían estar en la lista de los locos que fracasaron porque les ves su puntillo? Cuéntanoslo en los comentarios y recuerda, compártelo vayamos a que algún amigo tuyo se le ocurra desarrollar uno de ellos o lo que es peor, invertir en ellos.

Fotos vía: omicronoalt1040