Que la sociedad cada vez está menos influenciada por los tabús y los prejuicios de la marihuana y está más abierta a su uso no es ningún secreto. Nuevos usos y aplicaciones de la planta, como por ejemplo el sushi con marihuana o las gafas de cáñamo son prueba de ello.

Hoy descubrimos una más, y quizás la más importante de todas, ya que puede llegar a salvarte la vida. No pretendemos ni mucho menos fomentar su consumo lúdico, del que todos sabemos que puede llegar a ser perjudicial y adictivo si se abusa (como todo en esta vida, por otra parte), pero sí que estamos a favor de terminar con los tabús y las barreras que, por prejuicios y miedo, impiden que la sociedad se beneficie de los posibles y múltiples usos que se puede obtener de esta planta.

Marihuana - THC

La marihuana obliga a las células cancerígenas a suicidarse.

Cristina Sánchez, bioquímica molecular de la Universidad Complutense ha demostrado que algunas de las sustancias cannabinoides que contiene el THC, principal sustancia psicotrópica de la marihuana, ordena a las células cancerosas de nuestro cuerpo suicidarse.

Como podéis ver en el vídeo más abajo, se trata de un suicidio limpio, una muerte programada que sólo afecta a las células enfermas, dejando a las sanas al margen y no afectándolas de ninguna forma o manera.

Tras 10 de años de estudio en esta misma línea de investigación y por mucho que pueda sorprendernos, Cristina cree que el proceso para conseguir dar tratamiento efectivo con marihuana a pacientes de cáncer avanza de forma constante y sin dificultades añadidas. Es decir que, hasta ahora, el hecho de que se trate de una sustancia como la marihuana no ha entorpecido los procesos ni los ha complicado más que si fuera, por ejemplo, la lechuga.

Nos cuenta que la única diferencia de proceso con cualquier otro medicamento es el último paso, en el que se pasa de hacer ensayos con animales (por ahora sólo se han hecho ensayos preclínicos con ratones) a hacerlos con humanos, ya que debido al efecto psicotrópico de la marihuana será más complicado obtener las licencias y permisos para ello.

Recordemos que aunque el cáncer representa una de las principales causas de muerte en los países desarrollados, hasta ahora todos los tratamientos ofrecidos por la industria farmacéutica son de eficacia limitada, además de muy dañinos y con efectos secundarios bastante importantes. La marihuana es prácticamente el remedio natural por excelencia para suavizar efectos como las náuseas, pérdidas de apetito o sueño.

Pese a que 68 estudios muestran los múltiples beneficios de la marihuana medicinal, hoy en día y como dice en el vídeo su receta a pacientes es muy limitada y prácticamente en fases terminales de la enfermedad, viéndose estos obligados a recurrir a ella de forma ilegal.

Para terminar es importante destacar que la eficiencia de la marihuana como tratamiento contra el cáncer dependerá de la dosis utilizada. Cuantos más cannabinoides consumamos de forma común (fumar, vaporizar…) más fuerte será su acción sobre nuestro cuerpo.

Marihuana medicinal

Todo en esta vida es adictivo si se abusa, de la misma forma que, si se consume con cabeza, nada debe ser malo de por si. Muchos peores son los efectos dañinos para nuestro cuerpo del alcohol, y muchísimas menos (o ninguna) sus aplicaciones médicas o beneficiosas.

Es muy probable que, cuando generaciones futuras miren atrás y lean en sus libros de historia que la marihuana estuvo prohibida, les suene tan raro como las historias de la ley seca en los Estados Unidos de los años 30. Abramos nuestra mente, aprovechemos los beneficios de la marihuana. ¿Quién sabe? Quizás no tenga nada que envidiar al aloe vera.

¿Qué opinas tú? ¿Estás a favor del uso de la marihuana medicinal o crees que es una excusa?

¡Comparte ahora o calla para siempre! 

Fotos vía: veoverde / mintpressnews / pulzo