Por mucho que nos suene a libro o película, lo cierto es que la primera ciudad submarina del mundo ya está diseñada, presupuestada y buscando financiación para ser construida. Se trata de un objetivo real y factible, no de un sueño es la contundente frase que utiliza Hideo Inamura, portavoz de Shimizu, el gigante asiático de la construcción con más de 200 años de historia a sus espaldas.

Bueno, proximidad relativa, ya que como el mismo admite y pese a que el proyecto ya está diseñado y presupuestado, no será hasta 2030 que su construcción sea posible, ya que parte de la tecnología necesaria para construir este sueño de la arquitectura moderna aún está en desarrollo.

Por otra parte, y para no desanimarnos mucho, afirma que sólo serán necesarios 5 años para construirla por completo. Parece que el término burbuja inmobiliaria va a dejar de ser una expresión figurada.

Ciudad submarina - Forma esférica

Ocean Spiral: la ciudad submarina autosuficiente

La ciudad está diseñada como podéis ver con forma esférica flotante y tendrá unos 500 metros de diámetro, lo cual en principio no parece mucho e imagino que podría incluso llegar a dar cierta sensación de claustrofobia, ¿imagináis estar en el centro de una ciudad y mires a donde mires puedas ver literalmente sus paredes?

En cualquier caso el plano central ocupa más de 200.000 metros cuadrados, lo cual es espacio de sobra para bastante infraestructura y, según los ingenieros de Shimizu en conjunto con la universidad de Tokio, albergará unos 75 pisos en los que habrá hoteles, oficinas y viviendas para dar alojamiento y trabajo fijo a un total de 5000 personas. Más que una ciudad un pueblecito, pero no por eso deja de ser espectacular, ¿no creéis?

Ciudad submarina - Entrada

Se accedería a la estructura principal por barco, ya que la parte superior de la Ocean Spiral estaría en la superficie del mar la mayor parte del tiempo, aunque sería también capaz de sumergirse. A partir de ahí se ”bajaría” a la ciudad en sí mediante una espiral que haría las veces de carretera submarina y de ancla, evitando así que la ciudad fuera a la deriva. Por cierto y como detalle, esta autopista submarina estaría construida con una impresora 3D de escala industrial.

La idea de la ciudad surge, por contraria que pueda parecer una cosa así al concepto de seguridad, como respuesta a los constantes terremotos y tsunamis que sufren en Japón y a los que la Ocean Spiral sería totalmente inmune. Además supondría también una posible solución a los problemas de espacio que tienen en su isla, aunque dudo mucho que muchas personas de a pie pudieran permitirse vivir en estas ciudades, que constarán unos 20.000 millones de euros cada una.

Así sería la carretera/ancla que serviría de entrada a la ciudad.

Ciudad submarina - Ancla

La sostenibilidad de la ciudad submarina

Estas ciudades, además de ser espectaculares en cuanto a diseño, serían totalmente autosuficientes.

Sus cimientos contarían con instalaciones capaces de extraer minerales del fondo del océano como el cinc o el cobre. Mediante unos microorganismos llamados metanógenos que convierten el dióxido de carbono en metano se obtendría energía, contarían con piscifactorías capaces de proveer suministro constante de alimento y mediante osmosis inversa se produciría agua potable, que a través de presión hidráulica llegaría a la zona residencial para uso general.

Ciudad submarina - Vista interior

Otra maravilla de la tecnología que demuestra que la realidad puede superar a la ficción y que nos hace pensar que todo lo que vemos en las películas futuristas está más cerca de lo que podamos pensar a priori.

En cualquier caso me surgen unas cuantas dudas sobre este proyecto: ¿se podrá fumar dentro de la ciudad? ¿No resultará asfixiante y claustrofóbico vivir ahí? ¿Es realmente segura? ¿Será realmente una ciudad o más bien una residencia de lujo? Y así unas cuantas

¿Qué opinas tú? ¿Vivirías en una ciudad submarina? ¿Crees que realmente es un proyecto viable?

¡Comporte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: psfk