Afortunadamente a día de hoy no todo está inventado y podemos seguir sorprendiéndonos y descubriendo cosas totalmente innovadoras y creativas como esta nevera ecológica que no necesita electricidad para funcionar, sino tierra.

Bautizada como Groundfridge (nevera bajo tierra) y diseñada por el holandés Floris Schoonderbeek, este peculiar refrigerador utiliza un método de conservación (empleado ya en la antigüedad) basado en el aislamiento natural de la tierra y en el enfriamiento del agua subterránea para mantener una temperatura constante de 10 grados y así poder almacenar alimentos sin necesidad de enchufarlo a ningún sitio.

nevera que funciona sin electricidad

La nevera, construida con materiales eco-amigables, tiene la forma parecida a la de un “codo” y está diseñada para colocarla a un metro bajo tierra con una puerta de entrada que recuerda a una pequeña casita de hobbit o a la entrada de un sótano.

nevera que funciona sin electricidad

Su peso es de 300 kilos y tiene la capacidad de unos 20 refrigeradores comunes, lo que supone que podemos almacenar hasta 350 comidas para una familia compuesta por 5 miembros según sus creadores. ¡Es enorme!.

Al entrar en la nevera nos encontraremos con un espacio esférico de 2,30 metros de diámetro y con estanterías de madera para poder ordenar los alimentos, sobre todo frutas, verduras, queso o vino. ¡Lo más rico de la buena alimentación!.

nevera que funciona sin electricidad

Por el tamaño y las características de esta nevera bajo tierra, su utilización se ve un poco limitada, ya que tendríamos que disponer del espacio suficiente (un buen jardín o terreno) para poder instalarla, pero para chiringuitos o restaurantes puede ser una muy buena alternativa sostenible y así poder conservar ciertos alimentos, aunque para mantener las cervezas fresquitas tendrían que seguir utilizando los frigoríficos convencionales.

nevera que funciona sin electricidad

Groundfridge ha sido premiada con el Desing Awards 2015 en Eindhoven, Holanda y en principio saldrá a la venta esta primavera con un precio estimado de 16.000 dólares, según su página web. Además sus creadores continúan trabajando en este invento para incorporar un panel solar que alimente luces LED para colocarlas en el interior y una bomba que sirva para renovar el aire.

La conservación de los alimentos es una necesidad y hablar de proyectos que puedan hacerlo de una manera más sostenible, ecológica y económica me parece genial. Yo no podría comprármela porque no tendría donde instalarla (ni tanto dinero) pero ¿te imaginas ir a la playa y encontrarte con un chiringuito que la tenga?. Si eres más dominguero y te llevas los bocadillos en tu nevera portátil, te recomiendo que conozcas Nipi coolers.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que esta nevera podría implementarse en bares y restaurantes? Mientras te lo piensas te dejo estos 10 inventos curiosos que seguro alguna vez en tu vida has necesitado tener.

Comparte, opina y sé feliz 🙂

Vía: Weltevree / Labioguía