La realidad aumentada está llegando a nuestras vidas para quedarse. Parece algo relativamente nuevo, pero si hacéis un poquito de memoria, Mary Poppins con su “magia” de mezclar fantasía y realidad podría convertirse en toda una visionaria.

Dejando de lado la ficción de aquella maravillosa película y del gran trabajo que hicieron para conseguir los efectos en aquellos tiempos, desde hace unos años la realidad aumentada está cobrando fuerza. Ya no nos vale con ponernos unas gafas para crear un mundo virtual sino que vamos más allá y mezclamos el mundo real con algo que se puede ver pero no tocar.

Esa es la diferencia entre la realidad virtual y la aumentada. En la última no sustituimos nuestro mundo por uno previamente creado sino que combinamos nuestra realidad con objetos o imágenes y el resultado puede llegar a ser increíble.

La magia y belleza de la realidad aumentada

Está claro que el contenido que consumimos a diario es cada vez más audiovisual. Necesitamos imágenes, sonidos, vídeos. ¿Y si mezclamos lo real con algo ficticio?. Si estás pensando en ser un youtuber de éxito  hacer algo como esto puede ser una buena idea. Con casi 5 millones de visitas en su primer vídeo, este artista consigue hacer maravillas con talento, imaginación y un móvil.

Como no podía ser de otra manera la realidad aumentada triunfa en el sector de los videojuegos. Poder jugar al Minecraft moviéndote a través de una construcción tridimensional tiene que ser una auténtica pasada. Mira el vídeo y alucina.

La realidad aumentada, el negocio del futuro

La incorporación de elementos de realidad aumentada en móviles y tablets es un éxito y no es de extrañar ya que los beneficios de las aplicaciones creadas con este sistema podrían superar los mil millones de euros en 2015. Lejos se quedaron los casi dos millones alcanzados en el año 2010. Los números hablan por sí solos y las empresas lo saben.

De hecho cada vez más las compañías invierten en realidad aumentada como una forma de hacer marketing. Los anuncios permiten la interacción del consumidor y la personalización del contenido, además también está el efecto sorpresa y la fascinación. ¿Se puede pedir algo más? Sí, los resultados pueden ser medidos en tiempo real. Blanco y en botella, les interesa.

Mira este anuncio de Ikea. Desde tu móvil puedes ver qué mueble queda mejor en tu casa antes de ir a comprarlo.

Seas gamer, youtuber, tengas una empresa o simplemente seas ama de casa, prepárate que “lo mejor está por venir”. Ya no nos basta con mirar el azul del cielo, si podemos combinar la fantasía ¡mucho mejor!.

Ya lo decía Julie Andrews en Mary Poppins: “no deberíamos juzgar a nadie por su apariencia, ni siquiera a una maleta…” no sabemos qué puede haber dentro. No es magia, amigos, es realidad aumentada.

Si te has quedado con más ganas de ver las maravillas que se pueden hacer, aquí te dejo a RideOn, las gafas que cambiarán tu forma de entender los deportes de nieve.

¿Qué opinas? ¿Conoces otros usos de la realidad aumentada?

Comparte, opina y sé feliz 🙂

Vía: augdementedreality / puromarketing / reasonwhy / visuartech