Si te digo que pienses en LEGO, ¿qué se te viene a la cabeza? Seguramente a ti cuando eras niño echando horas y horas en la alfombra de tu cuarto o a tus hijos haciendo lo mismo. Puentes, castillos, carreteras, todo tipo de estructuras eran posibles con tan sólo juntar unas cuantas piezas. Una pena que los años pasen y parezca que no podamos volver a jugar con ellos.

Un momento, ¿por qué no podemos jugar con ellos teniendo unos cuantos años? LEGO se ha dado cuenta de que más que un juguete, lo que vende es una herramienta de creación que sirve para mucho más que entretener y por ello nos presenta LEGO para arquitectos, el juguete de los profesionales.

Kit LEGO para arquitectos

LEGO para arquitectos, el juguete de los profesionales

Dicen que hay cosas que haces de chico y que te marcan de una forma u otra el camino que tomarás. LEGO es una de ellas. Según estudios realizados en los últimos años, la relación entre las personas que decidieron estudiar carreras técnicas como arquitectura, ingeniería, etc, y aquellas que jugaban a LEGO de pequeñas es muy grande.

Algo que encaja totalmente en fechas con el lanzamiento de productos de LEGO como Fallingwater (la casa de la cascada) o Space Needle, versiones de míticos edificios que, de forma divertida y sin mucha complicación, se podían construir en casa.

LEGO para arquitectos o LEGO Architecture Studio va dirigido a todos esos profesionales que aprendieron a diseñar con este juguete. Un kit de 1200 piezas con 76 configuraciones posibles que se presenta como una gran opción a la hora de prototipar de forma rápida y sencilla.

En concreto, profesionales que ya lo han utilizado dicen que es brutal para la fase de desarrollo de ideas ya que, a diferencia de todos esos complicados y carísimos software con los que trabajan, esto te permite tocar y ver de forma rápida posibles estructuras.

LEGO para arquitectos-edificio

¿Pegas? La única que hasta día de hoy se ha planteado es la misma que escuchamos cuando se presentaron los LEGO para chicas: ¨Si el LEGO normal ya funciona y este no tiene grandes diferencias, ¿por qué lanzar uno nuevo?¨. Pues también es verdad pero bueno, en la variedad está el gusto y en algo tendrá que innovar la empresa.

Su precio, 150€ en Amazon, es muy asequible ya no sólo para las empresas, sino para todos esos padres que siempre sueñan con que sus hijos se conviertan en los próximos Alfredo Muñoz o Beatriz Colomina.

Ahora sólo falta que alguien saque algo parecido para cosas como la contabilidad porque, sinceramente, es infumable.

¿Conseguirá LEGO seguir estando presente en nuestras vidas incluso cuando ya somos mayorcitos? Me da a mí que va por el buen camino pero más le vale antes decir adiós a Shell.

Lo bueno se comparte.

Fotos vía: detail-online/psfk/animalnewyork