Seguramente muchos de vosotros conozcáis a alguien que sufre anemia y penséis que es una de esas enfermedades ¨no tan graves¨. Y en cierto modo es verdad. Hoy en día, la anemia puede ser tratada sin mayor dificultad si la persona toma los nutrientes y vitaminas necesarias.

El problema viene cuando una persona no puede alimentarse de forma correcta, pudiendo llegar a causar incluso la muerte.

Una situación que padecen cerca de 3.5 mil millones de personas en este mundo y de la que un joven canadiense llamado Charles Christopher se dio cuenta cuando hizo un viaje a Camboya y vio niños débiles que parecían muy pequeños para la edad que tenían y adultos que sufrían constantes dolores de cabeza hasta tal punto que trabajar les resultaba muy complicado.

Algo tenía que hacer para solucionarlo y así fue. En 2012 desarrolló un pez al que llamó, haciendo honor al símbolo de la suerte en Camboya, Lucky Iron Fish.

Pez Lucky Iron Fish

Lucky Iron Fish, un pez de hierro que salva vidas

Lucky Iron Fish es un pequeño pez de hierro capaz de suplir el déficit de hierro en la dieta de las personas. ¿Cómo? Cocinando con él.

Así de simple. Para que una familia pueda nutrirse cada día con hasta el 75% de hierro necesario, sólo debe introducir este pez en la olla en la que esté cocinando, dejarlo hervir durante 10 minutos y sacarlo.

Además, Lucky Iron Fish es fabricado en su totalidad a nivel local, con el gran impacto positivo que eso genera en el lugar, y puede usarse durante ¡5 años! Muchísimo tiempo en el que Charles promete que no habrá oxidaciones ni desperfectos ya que ha sido testeado hasta el último detalle en laboratorios de Phmon Penh y Ontario.

Los resultados en Camboya tras sólo 9 meses de empezar a utilizarse fueron increíbles reduciéndose hasta un 50% las incidencias clínicas por falta de hierro. Las personas decían sentirse mejor, más fuertes. Lucky Iron Fish era, sin duda, lo que necesitaban.

De ahí su gran éxito llegando a conseguir hasta un millón de dólares en inversión en sus 2 primeros años de actividad además de apoyo de todo tipo de organizaciones y empresas a nivel mundial.

Compra uno, regala otro

Si Lucky Iron Fish va dirigido principalmente a familias con pocos recursos, ¿cómo hacerles sencillo el acceso a uno? Gracias a aquellos que sí tenemos.

Si entras a su web podrás comprar uno de estos peces por 25 dólares. Un precio muy asequible y que incluye un segundo Lucky Iron Fish que será donado a una familia en Camboya que lo necesita.

Niño con Lucky Iron Fish

Como dice Charles en el vídeo que os puse anteriormente, él tiene claro que sus próximos objetivos son reducir los costes y conseguir que 1 millón de personas puedan disfrutar de uno en los próximos 5 años. ¿Qué podemos hacer nosotros? Comprar uno o seguir diciéndole al mundo lo que este joven ha conseguido y está intentado conseguir.

Espectacular proyecto que se puede definir claramente, al igual que otros muchos de los que escribimos,  como ¨una sencilla solución para un problema global¨

¿Es Lucky Iron Fish la posible solución a un problema tan extendido o crees que tiene algún punto flaco a mejorar?

Lo bueno, se comparte.

Fotos vía: Luckyironfish