¿Cómo te sentirías si a los 8 años te hubieran dicho que tienes que dejar todo aquello que conoces atrás, porque ha estallado la guerra en tu país? Esta es la realidad que Unicef quiere hacernos entender, cómo viven la vida miles de niños sirios hoy en día, los cuales luchan contra todo pronóstico para lograr tener una vida normal, al margen de tanto sufrimiento.

¡El vídeo animado de Unicef consigue robarnos el corazón!

El Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha creado una nueva campaña para continuar con sus labores de ayuda a los niños. Esta llamada a la ayuda viene en forma de vídeo, en él conocemos a “Ivine y su almohada”. Con esta animación de 2 minutos y medio UNICEF indaga en nuestra sensibilidad haciendo que seamos más partícipes del dolor de esos niños, haciendo que queramos poner solución a este gran problema.

Ivine es una niña siria de 14 años la cual va narrando las experiencias tan horribles por las que ha pasado a causa de la guerra, desde las pesadillas que sufría por el ruido de las bombas hasta la inhumanidad de tener que dormir en el suelo de un bosque, sin olvidar el bárbaro hecho de tener que salir de su casa, en su huida, pasando entre cuerpos y sangre.

 

Unicef no ha lanzado la campaña solo con este vídeo, pues con la misma temática pero con matices distintos ha publicado “Malak y el barco” y “Mustafá sale a caminar” haciendo que su mensaje cale más hondo. Los 3 vídeos se subieron al canal de youtube con un margen de tiempo inferior al día por lo que se buscaba un impacto rápido y certero. Entre los 3 cortos suman cerca de 20 mil reproducciones. Esta campaña tan emotiva nos recuerda a la realizada por DulcineaStudios contra el cáncer.

Las consecuencias de la guerra siria no la pagan solo militares armados, la mayoría son mujeres y niños según Unicef

La realidad en la que está sumergida Ivine es por la que pasan a diario miles de niños que padecen las guerras por la insensibilidad del hombre, no podemos dejar de recordar a Aylan Kurdi, el niño sirio encontrado muerto en las playas turcas. Otro ejemplo más de que son los más inocentes los que más perjudicados resultan. Por esto UNICEF pide en esta campaña que “por cada niño, un #ActoDeHumanidad”, para que los más pequeños queden alejados de este sufrimiento que no se merecen soportar.

¿Es que aún no somos conscientes de que los niños de hoy son los adultos de mañana? Si no peleamos porque tengan una buena infancia hoy, ¿cómo entenderán, mañana, que esto es algo necesario? ¿Qué te ha parecido la emotiva campaña de Unicef? ¡Anímate y comenta!

Si ayudarnos a mejorar quieres, compartir este post debes. 

Foto vía: Unicef