Os tengo que mostrar un vídeo que os prometo por mi madre que no sé si me pone o me asusta. 1:26 segundos que seguramente harían sentir orgullo a Mozart si levantase cabeza y que yo te muestro a continuación para no hacer más larga la espera.

A ver, vayamos por partes. Antes de nada dejadme que os presente a la artista. Su nombre es Sara X (no sé si lo de la X va por algo relacionado con su profesión) y es conocida por ser modelo, blogger, freelance y también un bicho raro alto, tatuado y con un sentido del humor poco convencional.

Eso sí, tengo que decir que tras haberme visto su Twitter, Facebook, canal de Youtube e Imstagram, no he encontrado nada que tenga que ver con blogger. Más bien todo lo que he visto es un culto a su cuerpo continuo.

Sara X y su ejercicio pectoral

Al margen de quién es esta chica, vayamos a lo principal: ese ejercicio pectoral (movimiento de tetas de toda la vida) que nos ha cautivado a muchos y a muchas. Lo que más me llama la atención es, sin ninguna duda, su cara. ¿Te has fijado que tiene la misma cara que si estuviese escuchando a una persona hablar tan tranquila? Vaya, que esta tía puede estar hablando contigo y pegando unos meneos de tetas que no veas.

Y es que aunque pueda parece muy simple lo que hace ya te digo yo que no. No porque yo no pueda hacerlo, que tampoco, sino porque buscando vídeos me he encontrado con otro que tiene ella con un coleguilla suyo en el que hacen un dueto de lo más ranchero y si te fijas, ella le da mil vueltas al tío. No ya por el volumen de los pechos, que también, sino por la forma en tan sencilla en que lo hace permitiendose sonreír a su amigo mientras él tiene que concentrase y coger aire cada vez que le toca.

Pero bueno, que si crees que la ventaja sigue siendo el volumen de los pechos, te dejo el vídeo de otra chica haciendo lo mismo y que se presentó a un programa de estos de talento que se llevan tanto ahora. Para mi una técnica maravillosa también pero fíjate en cómo tira de los hombros de vez en cuando…Eso mi Sara X no lo hace.

Sinceramente, un hobby tan respetable como cualquier otro pero que espero no ver haciendo a mi novia, madre, hermana o hija. No es machismo os lo juro, es que simplemente no me sentaría bien.

Para terminar os dejo con otro vídeo en el que dos ¨petados de la vida¨ van al Hormigero a representar canciones con su movimiento de pectorales para que Nuria Roca las acierte con sólo verlos. A ver si eres tú capaz de acertarlo antes de que lo digan. Yo, personalmente, ni de coña pude.

Así que ya sabes que puedes intentar aprender a hacer si tienes un rato libre y quieres sacarle nuevos partidos a tu cuerpo. Al fin, los pectorales masculinos pueden empezar a tener un uso, por muy imbécil que sea.

¿Eres capaz de hacerlo tú? Yo subiría un vídeo haciéndolo pero no tengo ganas de fastidiaros el día con mis descordinamientos.

¨Comparto, luego existo¨