No es ningún secreto que la transformación digital está revolucionando el panorama laboral dando lugar a nuevas formas de trabajo.

Este proceso, que lleva ya algunos años en marcha, se está dando tanto a nivel de reorganización como de innovación. Y es un cambio tan profundo que todos tenemos ya familiares o amigos que no terminan de entender este transcurso.

O al menos, seguro que alguien que conoces ha dicho alguna vez algo parecido a:

¿En serio hacéis eso en el trabajo? Buah…

Y es que a los dos ejes principales de cambio en las nuevas formas de trabajo hay que añadir la incertidumbre de nuestros días. ¿Podemos predecir el impacto económico del Brexit o de la llegada de Trump al gobierno de EEUU? ¿Cómo variarán nuestros niveles de productividad en el trabajo?

Desde el área de Gestión de Capital Humano de Oracle lo tienen claro: responder con éxito a todas estas variables e incógnitas dependerá del esfuerzo de los departamentos de recursos humanos en ayudar a los empleados a disponer de las herramientas y estrategias adecuadas para que el cambio sea fructuoso. 

Nuevas formas de trabajo: empoderando a los trabajadores

¿Quieres conocer las claves que están marcando las nuevas dinámicas de trabajo? ¡Vamos allá!

Productividad y bienestar, de la mano en las nuevas formas de trabajo

Si antes la ordenación jerárquica en los puestos de trabajo estaba a la orden del día, lo que impera ahora es el incremento de la colaboración en la que cada empleado puede sacar a flote sus propias iniciativas y tener su voz propia.

Lejos de ser algo banal, además de aportar nuevas perspectivas a las organizaciones, permite a todos los cargos conocer qué es lo que necesitan los trabajadores para llevar mejor su bienestar físico, mental y económico.

Nuevas formas de trabajo: Más atención en el bienestar

Sin ir más lejos, Virgin Pulse en su estudio para el “Book of Business” encontró que el personal que participa en programas de bienestar en su organización presenta un 49% más de productividad.

Además, según este mismo estudio, se toman un 31% menos de días de baja, y tienen un 29% menos de sustitutos. No está mal, ¿verdad?

Nuevas formas de trabajo: el lugar importa

Y no sólo basta con programas de bienestar: un buen entorno de trabajo en el que los espacios entre los trabajadores no estén separados y jerarquizados favorece la creatividad, la motivación y, en definitiva, un mejor clima laboral.

Todo esto puede ser medido, y es que existen software de analítica avanzada que permiten monitorizar y seguir el llamado sentiment de los empleados

La retención del talento, pieza clave

El rol de los cazatalentos en las organizaciones ha derivado en un aumento del coste para éstas en búsqueda de aquellas personas aptas para los puestos más demandados.

Si bien no se puede menospreciar el trabajo de estos contratistas, empieza a ser notoria la necesidad de que las empresas pasen a otra etapa en la que el talento ya esté dentro de ellas a fin de lograr el éxito en el largo plazo.

Nuevas formas de trabajo: la captación de talentos

Además, no sólo se trata de captar el talento sino de retenerlo, y ya no es excusa para los departamentos de recursos humanos que ahora, a través del análisis de datos, pueden conocer aspectos relevantes de los mejores candidatos.

No se debe olvidar en este punto que permitir la diversidad -en el más amplio de los sentidos- es también relevante, y que dicho análisis de datos puede ayudar a detectar desbalances en este aspecto.

Tendencias y retos de los puestos de trabajo

La llegada y adopción de la inteligencia artificial, la robótica y una mejor automatización en determinados puestos de trabajo es algo que nos está fascinando a todos y que no cabe duda que presenta grandes oportunidades.

Nuevas formas de trabajo: inteligencia artificial

Pero no debemos olvidar los retos que estos avances suponen. Por ejemplo, la inteligencia artificial consigue gestionar peticiones de forma más rápida y automática, permitiendo prescindir del equipo de recursos humanos para responder a cuestiones que normalmente le han correspondido a éste.

En palabras de Andy Campbell, director estratégico del área de HCM de Oracle, la respuesta está clara:

La automatización ayudará a la estandarización, y el siguiente paso será que los robots trabajen para nosotros. El potencial es amplio

El fin de la enemistad jefe-empleado

La rotura de barreras jerárquicas en las nuevas formas de trabajo está trayendo como consecuencia un mayor engagement entre managers y empleados.

A día de hoy, acumular y compartir conocimiento entre ambos lados se ha convertido en uno de los aspectos más esenciales para promover el buen clima laboral. 

Sin pausa, pero sin prisa

Esto de las nuevas formas de trabajo es algo que no nos está pillando demasiado desprovistos, debido mayormente al avance paralelo de la tecnología y la adaptación de la sociedad a ella.

Si somos capaces de aprovechar lo mejor de estos avances es porque éstos se están produciendo de forma progresiva, dándonos tiempo a asimilarlos y aplicar las correcciones necesarias. No creo que hubiese funcionado de haberse producido de forma súbita. ¿Qué dices tú?

¡Por cierto! Algo de miedito sí que da la inteligencia artificial, ¿verdad? No sé si el día de mañana me gustaría encontrarme frente a frente con un superior tan rígido…

Ya sabes que si esto te ha gustado, ¡dale volumen y comparte! 😛

Fuentes: Mass, RobertsonCooper, GlassDooreFinancialCareers, BolsaManía,