Si no eran suficiente todas las cosas que Google hace, ahora la última moda es Google Classroom.

Para aquellos que hayan puesto los ojos en blanco y dicho “ah sí,eso del Drive”, tengo que deciros que nada que ver, esta app da un paso más allá y crea un entorno escolar directamente en la red.

No es la primera vez que vemos cómo los ordenadores entran a formar parte de las aulas, lo cual para algunos puede ser una locura. ¡Sobre todo si eres el profesor que tiene que ponerlo en práctica!

Sin embargo, a diferencia del aburrimiento que nos hace tener que aprender cómo funcionan las otras aplicaciones, Google Classroom, es cercano y fácil de usar.

Logo de Google Classroom

Google Classroom permite a los profesores crear su grupo de clase en la red, enviar y organizar las tareas que los alumnos deben hacer. Ellos participan también comentando en todas las actividades y pueden enviarse mensajes de texto los unos a los otros.

Esto me ha hecho dudar un poco de la aplicación, ¿serán esos mensajes un gran sustituto de las notitas de papel que suelen volar de un lado al otro de la clase? Pero si todos los problemas del colegio fueran esas notas enviadas a escondidas ¡Qué alegres estarían los profes!

Los profes están a la última moda con Google Classroom

Para poner en marcha Google Classroom, el profesor/ra solo tiene que crear el grupo de clase y añadir a los alumnos a través de sus cuentas google, crear una actividad y enviarla. Además, la aplicación permite ver si los alumnos están trabajando, si han acabado los deberes o si no han hecho nada de nada.

Grupo clase de Google Classroom

Y, ¿qué es lo que diferencia a Google Classroom de otras plataformas? Pues que han sabido usar todas sus herramientas para que no te falte de nada para poder organizarte. Puedes usar Calendar para ponerte alarmas y avisos de cuándo entregar las tareas, Drive para hacer trabajos conjuntos y subirlos a la red, importar archivos desde tu cuenta Google y muchas otras opciones.

Algunas de las características de Google Classroom son:

  • Puedes poner el diseño que te apetezca para tu clase.
  • Te permite compartir muchos archivos de diferentes formatos (vídeos, links, fotos…).
  • Puedes poner ejemplos para que los alumnos sepan qué hacer en sus tareas.
  • Los alumnos pueden escribirte directamente para preguntarte sus dudas.

Personalmente no es una app que me sorprenda pero sí que hace el trabajo más sencillo a la hora de organizar el trabajo en el aula y el seguimiento de los alumnos.

Lo interesante será ver la creatividad con la que la usarán (o usarás si eres uno de los profes).

No puedo esperar a ver qué ideas se te ocurren a ti que se puedan hacer con Google Classroom, ¡cuéntame alguna en los comentarios!

Y es que ya sabes… ¡No te acostarás sin compartir una noticia más! 

Fotos vía: DitchthattextbookPovartTicBeat