Si hace un tiempo te hablaba de que el MIT había conseguido poder leer un libro sin abrirlo o de la Biblioteca Beinecke, la biblioteca más rara del mundo, hoy te traigo otro proyecto relacionado con los libros (mi gran amor). El Proyecto Gutenberg by Minimae o cómo encerrar todo un libro en una sola lámina.

¿Qué es el Proyecto Gutenberg by Minimae?

El Proyecto Gutenberg by Minimae se basa en el Proyecto Gutenberg. Este es una mega biblioteca virtual creada en 1971 que cuenta con más de 50.000 títulos en todos los idiomas. El objetivo de este proyecto es reunir en formato digital aquellos títulos o joyas de la literatura que estén libre de derechos de autor.

Y, este nuevo Proyecto Gutenberg, es obra de Minimae, una plataforma online de arte, artesanía y diseño gráfico de corte minimalista e innovador. 

Marco Don Quijote del Proyecto Gutenberg by Minimae colgado en una pared

En ella podrás encontrar tanto talento creativo procedente de todo el mundo que no sabrás dónde mirar. ¿Lo mejor? Que el arte minimalista de Minimae es apto para todos los bolsillos 😉

Una idea “loca” e innovadora

La idea surgió cuando vieron una antigua edición del Quijote editada en 6 volúmenes. Entonces pensaron:

¿Y si condensamos en 6 carteles la totalidad del texto de Cervantes?

Así que se pusieron manos a la obra con ello. Abrieron Word y empezaron a reducir tipografía al mínimo. Comprobaron que podían reducir las láminas a 4 en lugar de 6. Empezaron a tocar el interlineado y consiguieron reducir el número de láminas a 3.

Pero claro, tocando y retocando, la bombilla se les volvió a prender y les surgió otra idea más loca aún:

¿Y si condensamos las 377.032 palabras del Quijote en formato póster? Pero, ¿y si además conseguimos qué se pueda leer a la perfección con una lupa?

Con una lupa o teniendo vista de lince o halcón, claro. Bueno, aunque si eres Superman o Spiderman puede que también logres leerlo.

En este momento es cuando se dieron cuenta que además de darle caña al Word, era hora de empezar a llamar a un diseñador. Tras contactar con 5 que les miraron como si de locos se tratasen, toparon con Pau Marco, diseñador valenciano.

Cuadro del Don Quijote de la Mancha del Proyecto Gutenberg by Minimae

Pau fue el único que les dijo que era posible. Solo debía analizarlo bien, darle una vuelta y hacer una prueba. Y tras una hora Pau les envió un boceto y comprobaron que…¡¡era posible!!

Pero no solo era posible, sino que Pau había reducido la tipografía calibri al mínimo posible, eliminado los espacios y puntos aparte, comprimido el interlineado y había conseguido comprimir el Quijote a una sola lámina. ¡Una sola lámina!

Se había obrado el milagro. El Quijote y sus 377.032 palabras se habían condensado en un formato de 70 cm por 100 cm. ¡Chapó!

Pero surgió un “pequeño” problema

Claro, ahora viene la parte de la impresión. Y, con ella, conseguir que tenga una gran calidad y que se pueda leer bien. Este trabajo fue uno de los más complicados.

Quijote en una sola hoja por el Proyecto Gutenberg by Minimae

Estuvieron 4 meses haciendo pruebas. Con impresoras láser, cuatricomías, digitales…todo lo que se les ocurría. Pero no lograban conseguir el trabajo perfecto.

Pero una vez más surgió el gran Pau y les sugirió una máquina que aseguraba que conseguiría la impresión definitiva. Así que se arriesgaron e imprimieron 150 unidades del Quijote.

Et…¡voilà! La impresión fue todo un éxito (se oyen aplausos de fondo).

Tras 5 meses y muchos intentos consiguieron “parir” a su pequeño retoño. Una lámina que empleó un papel de alta calidad Olin regular Crema y que se imprimió en una máquina Roland 700.

Libro Frankenstein plasmado en una sola hoja por el Proyecto Gutenberg by Minimae

Y el Proyecto Gutenberg by Minimae vio la luz al final del túnel

Si ves la lámina de lejos, observas una especie de masa uniforme, la cual hace que te pique la curiosidad y que te vayas acercando.

A medida que te acercas, se empieza a observar que tras la masa uniforme hay algo más. Al final no te queda más remedio que acercarte tanto que tu nariz acaba tocando el cuadro. Ahí es cuando empiezas a preguntarte…

¿Pero qué C… es esto?

En ese momento, lo único que quieres es una explicación para poder entenderlo. Aunque la confusión y la duda aumentan cuando te dicen que el libro completo del Quijote se encuentra dentro de esa masa uniforme de 70 cm por 100 cm. Parece irreal, ¿no? Pues es totalmente real.

Joyas de la literatura encerradas en una sola lámina

Lo siguiente que vino fue darle un toque de arte al lienzo. De creatividad. Y, la verdad es que no les fue difícil, después de todo lo anterior.

Lámina que contiene el texto comprimido del libro Moby Dick

El texto comprimido de los libros les permite crear composiciones espectaculares y que contienen una gran creatividad.

Pero, para poder darle la forma a ese texto comprimido, lo primero es haber leído el libro, para así poder plasmar en una sola imagen toda la simbología de la obra literaria.

Por ejemplo, el libro “La metamorfosis” de Kafka está plasmado en un doble rectángulo que simboliza la dualidad. O el libro de “Peter Pan y Wendy” de James Matthew Barrie, que se representa en el mapa del País de Nunca Jamás junto al color verde de la vestimenta de Peter Pan.

Texto completo del libro Metamorfosis de Kafka en una lámina

Todas estas curiosidades de las láminas vienen explicadas con detalle en cada una de las secciones correspondientes a cada cuadro. Además de información sobre la tipografía empleada en cada obra.

Hasta el momento, Minimae ha vendido más de 150 obras únicas en año y medio. Además, son ediciones limitas y vienen firmadas a mano por detrás, junto al sello de la compañía.

A mi me ha encantado el Proyecto Gutenberg by Minimae. Como en solo una hoja se puede plasmar tanta magia encerrada en un libro. 

Y, yo no digo nada, pero a finales de este mes es mi cumpleaños y…bueno, si queréis regalarme el cuadro de Peter Pan y Wendy, no me voy a negar la verdad. (Me haríais muy feliz).

Un proyecto que une diseño, literatura y sueños. Que fascina a todo aquel que tiene el placer de observarlo y, sobre todo, observarlo de cerca.

Lo dicho, me ha dejado enamorada. Y a ti, ¿qué te parece este gran proyecto? ¿Estás pensando en adquirir ya uno de estos cuadros literarios? Si es así, corre que vuelan muy rápido.

Y ya sabes, si te ha gustado, no te olvides que compartir es sonreír 😉

Información e imágenes: Blog Minimae