¿Estáis pensando en darle un cambio de diseño a vuestras tarjetas de visita? Seguro que os da cargo de conciencia, aunque sea reciclando, lanzar todo ese papel al contenedor azul.

Los chicos que han creado Sheedo lo tienen todo pensado para darte la solución, y es que saben darle forma a la creatividad teniendo presente el medio ambiente y la reutilización de los productos.

Ahora puedes crear tus tarjetas de visita con un papel que tiene vida propia y si no te lo crees, sigue leyendo.

Tarjetas de visita con vida propia

El mecanismo para conseguir darle vida a estas tarjetas de visita es muy sencillo. Cuando os canséis de las tarjetas o queráis probar el experimento solo tendréis que ponerlas en un recipiente con un poco de agua, regarlas cada día y, según dicen los creadores, en cuatro días empezarás a ver los resultados de tus pequeñas criaturas.

Sheedo es el protagonista de estas tarjetas de visita, un papel hecho a mano con fibra de algodón, biodegradable y que contiene semillas. De ahí que cuando lo riegues empiecen a salir pequeños seres vivos en forma de planta.

Proyecto Sheedo: tarjetas de visita con vida propia

Detrás de este fantástico proyecto están 6 chicos que han estuadiado el Grado en Liderazgo, Emprendimiento e Innovación y han formado la startup Gobox Projects, dedicados exclusivamente a la innovación de productos y servicios. Trabajan en diferentes campos pero quieren destacar Sheedo, que lo definen como “soluciones de marketing originales a través del papel de semillas”. 

Pero, ¿en serio crecen plantas en mi tarjeta? ¿Tan efectivas serían como herramienta de marketing? Esas son las preguntas que nos hicimos nosotros y a las que decidimos responder de primera mano. Por ello, hablamos con el equipo de Sheedo y les pedimos que nos hicieran unas cuantas a No Sólo Tendencias a ver cómo eran.

Tras unos pocos días, la verdad que fueron muy rápidos, tenían listas nuestras tarjetas. Un papel que mola, el diseño tal y como se lo habíamos dicho, los colores bien y…sí, se veían las semillas por todas las tarjetas.

Tarjetas de visita No Sólo Tendencias

Una vez en nuestro poder, había llegado la hora de hacer el experimento. Cogimos un recipiente, también conocido como tupperware, lo llenamos unos dos dedos de agua y metimos la tarjeta. Os dejo fotos para que veáis el tamaño del recipiente que usé y la cantidad de agua.

Kit para plantar tarjetas de visita Tarjetas de visita en agua Tarjetas de visita- papel semilla

Pasaron los días y la magia se hizo. Al 4-5 día aproximadamente se podían ver como pequeñas plantas salían de mi tarjeta.

Primeros días de nuestras tarjetas de visita

Dejamos la tarjeta a su ritmo unos días más, rellenándo el agua cada día un poquito y, tras 8 días aproximadamente, se podían ver claros síntomas de que iba a tener un nuevo ser vivo en mi casa.

tarjetas de visita, día 8

¿Siguiente paso? Traspasarlas a tierra si no me equivoco. Ya tengo el lugar seleccionado y en estos días lo haré pero no podía esperar más para contaros cómo ha sido el proceso. Si no la lío mucho y consigo hacerlo en condiciones, añadiré una fotillo al post con el resultado. Creo que me dijeron que serían margaritas pero ya me espero cualquier cosa 🙂

¿Te ha molado? Pues aunque puedes pedírselas entrando en su web, yo te animo a que antes hagas algo. Sheedo se encuentra actualmente en la plataforma de crowdfunding Lanzanos en busca de 3.000 euros que les ayuden a desarrollar mejor el proyecto, por lo que estaría bien, al menos, una pequeña aportación. Yo ya lo hice y la verdad que creo que es un proyectazo.

Es más, para todos los que no creáis que puede marcar la diferencia tener una tarjeta de este tipo, os diré que hace poco estuve en San Francisco y todos los emprendedores y empresarios, los que están acostumbrados a ver lo último en innovación, fliparon. Más de uno me dijo ¨¿Enserio va a salir una planta de la tarjeta? Es la primera tarjeta que no voy a tirar al llegar a casa¨.

Quizás sea tarde para muchas cosas en relación al planeta ya que llevamos mucho tiempo castigándolo, pero nunca es tarde para intentar que no sufra más, así que la próxima vez que encarguéis 5000 tarjetas de visita pensad si las vais a utilizar todas o si podéis darle una segunda vida. ¡Esto sí que son tarjetas de visita originales!

Este tipo de noticias son las que hay que difundir y dejarse de malos rollos.

No lo olvides, a quien comparte, Google le ayuda 🙂