El arte  puede ser una de las cosas más difíciles de entender en esta vida. Todo un mundo de posibilidades, de estilos y miles de mensajes tras lo que, muchas veces, y a simple vista, parecen dos brochazos.

Arte de miles y de millones de euros y arte a pie de calle. Ni mejor ni peor, simplemente diferente. Y si no, a ver qué pasaría si pones a uno de los grandes pintores de la actualidad en una plaza a mostrar sus cuadros. Seguro que más de un ¨entendido¨ pasaría y con aires de arrogancia diría algo como: ¨buah, no vale un duro¨.

Pero al margen de opiniones y gustos personales, a veces uno se encuentra arte hecho de tal forma que cuanto menos se merece un respeto. En este caso, quiero enseñaros la obra de Rashad Alakbarov, un artista azerbaiyano que es capaz de transformar productos inservibles en imágenes increíbles.

Rashad Alakbarov y su  pintura con sombras y luces

Este artista nacido en la ciudad de Baku en 1979 y que se graduó en la Facultad de Artes Decorativas de la Universidad de Azerbaiyán en 2001, tiene una forma diferente de trabajar.

No sé exactamente si por concienciación personal de la cantidad de desechos orgánicos que hay hoy en día en nuestras vidas o simplemente porque vio una oportunidad, pero un día este chico decidió empezar a trabajar con ellos.

Rashad Alakbarov tiene la habilidad de colocar todo tipo de productos de tal manera que a simple vista parecen un montón de basura pero que al apuntarlos con una luz, reflejan con su sombra una realidad totalmente distinta.

Y como siempre que hablamos de imágenes, mejor verlas que seguir hablando, os voy a mostrar unas cuantas en las que podréis ver cómo, a partir de botellas, cajas o papeles de colores, se crean increíbles imágenes.

Así es el arte de Rashad Alakbarov

Arte de Rashad Alakbarov

Obra de Rashad Alakbarov

Rashad Alakbarov creado su obra

Paisaje hecho por Rashad Alakbarov

Ejemplo de obra de Rashad Alakbarov

Así es la obra de Rashad Alakbarov

Y yo pensando que creando la sombra del pato, el perro o el pájaro con mis manos ya era suficiente. Es increíble cómo por ejemplo las botellas de la primera foto pueden dar lugar a una cara. Yo os prometo que me cuesta creer que eso no esté pintado. ¡Si es que lo parece!

Pero no acabamos aquí. Rashad Alakbarov no es el único capaz de hacer con objetos, sombras que te dejan sin habla.

Tim Noble y Sue Webster, otros dos magos de las sombras

Aunque es cierto que he escuchado hablar más de Rashad Alakbarov, tengo que decir que en más de un sitio he visto que se le asignan trabajos que ni mucho menos son suyos. Trabajos como este primero que os pongo a continuación y que pertenece a Tim Noble y a Sue Webster, dos artistas que se dedican a realizar esculturas con basura recogida de las calles de Londres.

Al igual que las de Rashad Alakbarov, a simple vista no tienen ningún sentido pero una vez que les da la luz en el sitio correcto, cambian por completo.

Un arte realizado como denuncia a una sociedad consumista y que les ha hecho recibir calificativos como agresivos o cínicos.

Fíjate en lo que son capaces de crear y en concreto el pelo de las figuras. ¡Parece real!

Arte parecido al de Rashad Alakbarov

Reflejo de persona-Rashad Alakbarov Reflejo de ratas-Rashad Alakbarov Fuente estilo Rashad Alakbarov Arte con residuos como el de Rashad Alakbarov

Al margen de que te guste más o menos, o de que te lo comprases para ponerlo en tu salón o no, hay que reconocer que es una pasada cómo de lo que para nosotros es ¨mierda¨ se puede crear arte y encima con tanto detalle.

Y es que encima de hacer estas cosas, lo hacen reciclando, lo que es bueno también para la sociedad en general. ¿Se puede pedir más a estos chicos?

Yo ya os digo que ¨ole¨ por ellos y por su creatividad pero creo que si lo pusiese en mi casa, más de uno me lo tiraría a la basura pensando que son restos de la cena o lo que es peor, llamarían a las autoridades por creerse que tengo el síndrome de diógenes. Ahora que lo pienso, quizás todo su arte empezó por que eran de acumular mierda y no sabían qué hacer con ella.

¿Qué piensas tú? ¿Arte de verdad o una moda más de unos cuantos “friquis”? Cuéntame tu opinión en los comentarios y ya sabes que lo bueno, se comparte.

Fotos vía: dfacto/twistedsifter