Las personas tenemos emociones y esas emociones hacen que sintamos, por eso, para llegar al consumidor es cada vez más importante conseguir transmitirle, conseguir que sienta y así conseguir que compre. El reconocimiento facial y la tecnología que lo implica, es cada vez más demandada por las empresas. 

La razón es muy sencilla, si sé qué siente mi posible consumidor, sabré cómo llegar a él, si le produce mi producto una sonrisa o una cara de sorpresa sabré en qué lo estoy haciendo bien y en qué lo estoy haciendo mal, y de ahí la venta o conseguir ésta será más fácil. 

Ante esta situación hay cada vez más empresas que se dedican a hacer este trabajo por ti, saber cómo funcionan las personas cuando navegamos por Internet, ver qué caras ponemos, cómo reaccionamos y en definitiva, cómo actuamos para desembocar en una compra. Y esto precisamente es lo que hace la empresa Emotion Research Lab: miden las emociones en tiempo real para saber dónde conectan las personas con una marca. ¿No crees que es muy interesante?

Además, si contratas a Emotion Research Lab no tendrás que instalar cables o aparatos incómodos, las mediciones las tendrás en tiempo real y no importa qué necesidades tengas o de dónde proceda tu público, no hay filtros por cultura, país, se analizan a todos los usuarios por igual.

El reconocimiento facial que te hará comprar más

¿Por qué creéis realmente que esto es tan importante y que en un futuro todas las empresas deberán planteárselo? Porque el consumidor necesita y demanda cosas que le hagan sentir, campañas emocionales, páginas que le hagan sonreír ¿o acaso cuando ves un anuncio de Coca-Cola sólo te venden Coca-Cola? No, recuerda que te venden “destapa la felicidad” y ¿eso con qué está jugando? con lo que nos gusta que nos digan, con lo que nos hace sentir.

¿Creéis que este tipo de tecnología no es ética? ¿Os gustaría que os analizaran cuando navegáis por Internet? De igual modo, ya saben qué hacemos y cómo, ¡no podemos escapar! 😉 Pienso que es muy interesante, y que en un futuro estará tan asentada esta tecnología que no nos resultará extraña.

No lo olvides, a quien comparte, Google le ayuda.