• En mayo de 2015, Google confirmó de forma oficial que recibía más búsquedas desde dispositivos móviles que desde ordenadores.
  • Desde 2009, todos y cada uno de los años por los que hemos pasado ha sido calificados por expertos en Marketing y tecnología como “el año de la tecnología móvil”.

Dos datos para abrir este artículo que no dejan lugar a dudas, la tecnología móvil (y por tanto, la publicidad móvil), no es simplemente importante, es dominante. Los dispositivos que usamos son cada día más sofisticados y están más desarrollados, no solo tecnológicamente, si no en cuanto a usabilidad se refiere.

Por tanto, si los hábitos de consumo de contenido online cambian, también lo hace la forma en que debemos adaptar nuestro contenido y publicidad en la red. Y este cambio va mucho, pero mucho, más lejos que adaptar nuestra web o contenido a dispositivos como tablets o móviles.

Otro dato: en 2014, los usuarios de dispositivos móviles dedicaban el 89% de su tiempo navegando entre aplicaciones en lugar de hacerlo en Internet.

Publicidad móvil - Aplicaciones

Publicidad móvil: renovarse o morir.

La conclusión que podemos sacar de los datos anteriores es simple: el nuevo sistema de publicidad móvil que debemos adoptar es el marketing en aplicaciones. No solo por el uso predominante que tienen entre los usuarios de dispositivos, si no porque son terreno libre de adblockers.

Según un informe elaborado por Adobe en colaboració con Pagefair, una compañía especializada en publicidad no intrusiva, hay más de 200 millones de usuarios en todo el mundo utilizando adblockers, lo que causa a los anunciantes de publicidad online clásica unas pérdidas estimadas de 22 billones (si, con b) de dólares al año.

Es cierto que se están desarrollando adblockers para apps similares a los utilizados en las páginas webs tradicionales, pero el nivel de desarrollo de estas herramientas es aún muy bajo e ineficaz si lo ponemos en comparación con los que ya existen desde años para navegadores.

El más desarrollado por ahora es el Content Blocking Extensions de iOS 9, pero ni siquiera bloquea realmente la publicidad, si no que permite a sus desarrolladores incluirlo en sus aplicaciones y bloquear toda publicidad enviada desde su navegador, Safari.

Publicidad móvil - Adblockers

La conclusión es simple: la forma en la que los usuarios acceden al contenido online no está cambiando, ya ha cambiado. Es necesario e imprescindible para los expertos en marketing online adaptarse a ese cambio, cambio que pasa sí o sí por adaptar sus estrategias de marketing a las aplicaciones.

Y tú, ¿hasta qué punto usas más las aplicaciones que los navegadores tradicionales? ¿conoces algún ejemplo de publicidad móvil en aplicaciones?

¡Comparte ahora o calla para siempre!

Fotos vía: unbounce / idevnote