No podemos negar que la ambición humana no conoce límites. Que amamos sentirnos los reyes del universo. Que abusamos de pensar que si algo malo tiene que pasar… no seremos nosotros los que sufriremos. Por suerte existen regiones en el mundo que han decidido ponerse (y ponernos) las pilas al respecto. Es el caso de la República de Palaos.

Si hace escasos días mi compañera Eva nos descubría Masdar, la ciudad pionera en la ardua tarea de ser autosuficiente, hoy quiero hablaros de la República de Palaos. Este lugar ha querido llevar el respeto y el cuidado del medio ambiente un paso más allá. Si inviertes dos minutos de tu tiempo (que no es nada), descubrirás el porqué.

Situémonos en el mapa

Un poco de culturilla general ayuda a situarnos, así que vamos a ello. Prometo ser breve e ir al meollo del asunto.

La República de Palaos es uno de los cuatro países insulares que forman Micronesia, en Oceanía. Su capital es Ngerulmud y limita con las Islas Marianas del Norte al noreste, Estados Federados de Micronesia al este, Nueva Guinea al sur y Filipinas al oeste. Junto a los Estados Federados de Micronesia, forman el archipiélago de las Islas Carolinas.

Independizados de Estados Unidos desde 1994​, es uno de los países más recientes y menos poblados del mundo. Se estima que cuenta con unos 20.000 habitantes en su totalidad.

República de Palaos en el mapa

El turismo, cara y cruz de su motor económico

La economía de un país como éste, se sustenta principalmente en el turismo. Y es que el número de visitantes ha venido incrementándose con el paso de los años gracias a la pureza de sus aguas y playas. Algo que lo convierte en todo un lugar privilegiado para el buceo. No hay más que hacer cuentas. Unas 150.000 personas deciden viajar cada año a conocer sus paisajes vírgenes. Un gran porcentaje viajan nada más y nada menos que desde China.

El turismo… ese caramelo envenenado. Si bien es el salvoconducto de un país, puede acabar llevándolo a la tumba. Lo cierto es que la llegada de tantos visitantes ha ocasionado problemas. Muchos son los turistas que se fotografían con las tortugas. Pero además, dejan las playas llenas de basura y dañan los frágiles corales.

Por este motivo, el gobierno ha decidido tomar cartas en el asunto. ¿Su objetivo? Concienciar de que si no se actúa ahora que aún pueden hacerlo, luego será imposible recobrar lo que se ha perdido. Es muy importante proteger sus parajes más emblemáticos y hacernos ver el daño que hacemos como turistas, aunque a veces no lo percibamos desde nuestra perspectiva.

República de Palaos ideal buceo

Palaos defiende su hábitat natural

Ante esta amenaza el resultado ha sido la exigencia de un pacto entre los turistas y la República de Palaos. A su llegada a la isla, cada visitante debe firmar un pliego en el que plasme su compromiso de respetar el medio ambiente de la zona. Una promesa que se estampa en el propio pasaporte para dejar constancia del mismo.

La idea ha sido fruto del trabajo conjunto entre la sociedad y el presidente Tommy Remengesau. “La conservación es el corazón de nuestra cultura. Dependemos de nuestro medio ambiente para sobrevivir y si nuestro bello país comienza a sufrir la degradación ambiental, seremos la última generación en disfrutar tanto de su belleza, como de su biodiversidad sustentable”, afirmó.

Y como una imagen vale más que mil palabras, te dejamos este vídeo que vale más que mil imágenes. Esta es la preciosa campaña que lanzaron en la que los niños de este país comparten sus preocupaciones sobre su futuro en la isla.

¿Te comprometes a respetar la República de Palaos?

Como podrás ver… dan ganas de coger el primer vuelo con destino a este paradisiaco lugar y firmar lo que haya que firmar.

Sólo espero que se aplique este tipo de leyes en más países para cuidar lo que será nuestro futuro. El de nuestros hijos. El de nuestros nietos… Porque si tanto hacemos gala del amor que sentimos por ellos, debemos de demostrarlo con hechos. Y qué mejor hecho que el de construir un mundo más limpio y puro para que ellos tengan una calidad de vida mejor a la que hoy en día se dibuja como futurible.

Y tú, ¿te comprometerías a cuidar y respetar el medio ambiente de la República de Palaos? ¿Qué medidas piensas que deberían tomar contra quienes no lo hagan? Cuéntanoslo en los comentarios y ya sabes…

Si te ha gustado, ¡comparte! Que el compartir… no ocupa lugar 🙂

 

Fuente: Palau Pledge