¿A quién no le gustaría tener el traje de Iron Man fabricado por el propio Tony Stark y hacer de superhéroe? Tal vez no sea Tony Stark, ni cuente con sus recursos tecnológicos o económicos, pero Richard Browning quiere hacernos volar al más estilo Iron Man.

¿Quieres conocer su invención?

El traje de Iron Man una realidad

Richard Browning, en su proyecto Daedalus, ha fabricado su propia versión del famoso traje del superhéroe Iron Man, que nos muestra en su canal de Youtube y en su página web totalmente operativo y volando

Como seguro apreciaréis en el vídeo, su versión del traje no es aún Iron Man que todos conocemos hoy, sino más bien su primera versión en la primera película, ¿la recordáis?

Evolución de Iron Man

Aún así sigue siendo una pasada, ¿no os parece? Y pienso que de aquí a unos años tendremos una de las versiones actualizadas del famoso superhéroe, cuando la tecnología se asemeje más a la que podemos encontrar en las películas y se reduzca el coste de fabricación, pues actualmente es de 50.000 dólares. Suerte que haya sido financiado por RedBull 😉

¿Cómo es capaz de volar este traje?

Seguro que muchos os estaréis preguntado como hace Richard Browning para hacer volar su traje de Iron Man.

La respuesta es que este traje cuenta con seis propulsores a escala (similares a los que utilizan los cohetes espaciales para despegar), alimentados con queroseno, que son capaces de elevar en el aire a una persona de hasta 130 kg.

Traje Iron Man de Richard Browning

Pero no solo se ha pensado en volar, sino también en la seguridad, dado que el sistema con el que vuela tiene riesgo de explosión, por lo que se ha tomado la precaución de que funcione con pequeñas cantidades de este carburante, así como el propio piloto contaría con un traje ignífugo.

También, Richard Browning se ha asegurado de que el piloto no salga despedido sin control alguno, por lo que este traje de Iron Man solo es capaz de volar a una altura de 6 metros y tan solo durante 1 minuto.

Tony Stark y Richard Browning comparten problema

Uno de los principales problema que tuvo Tony Stark con sus primeras versiones de Iron fue poder estabilizarse durante el vuelo. Richard Browning se encontró en la misma situación, ¿y cómo lo solucionó?

En su versión del traje, Richard Browning acopló 4 turbinas en los brazos del traje y 2 en la espalda, de esta forma podría estabilizarse durante el vuelo.

Traje Iron Man Richard Browning volando

Personalmente, este traje me ha parecido una pasada 😀 Espero que muy pronto veamos más mejoras de este traje de Iron Man, pues Richard Browning no deja de hacérselas.

¿Y a ti que te ha parecido Viajero Inquieto? ¿Crees que pronto veremos a un justiciero metálico volando por nuestro cielos? Me gustaría conocer que piensas 🙂

Si te gusta esta noticia, ¡corre a compartir, insensat@! 😉

Fuente fotografías: Gravity Industries | Fotogramas.es