Ha llegado la hora de hacer ese viaje que llevabas todo el año planeando. Abres la maleta y empiezas a meter camisetas, pantalones, calcetines, zapatillas…Todo va bien pero, un momento, hay que meter la prenda clave que definirá si eres una persona limpia y precavida o si por el contrario, eres la más guarra y menos organizada del mundo. Si, amigos y amigas, ha llegado la hora de decidir cuanta ropa interior metemos en la maleta para no llevarnos sustos en mitad del viaje.

La primera opción era intentarlo tú solo pero ha sido un fracaso. Vamos al plan B:

– ¡Mama! ¿Cuántos gayumbos meto en la maleta?
– ¿Si me voy 7 días meto 7 o 9 por si acaso?
– ¡SOS mamá!

Pensabas que todo estaba solucionado pero derrepente algo pasa: tu madre está hasta los mismísimos de ti y tus chorradas y vuelves a estar solo frente al problema. ¿Ahora que hago dios mio? ¿Alguien tiene un plan C?

Tranquilo, he encontrado la solución. Desde hoy y en adelante, decidir cuanta ropa interior metemos en la maleta será cosa de segundos. Ya sólo te tendrás que preocupar por meter la más elegante o lo más cutre en función del plan que tengas.

Una tabla para gobernar el mundo de la ropa interior

Pero, ¿cuál es la solución? ¡Esta! Una tabla que te dirá al instante la ropa interior que tienes que llevar en función del número de días que dure el viaje.

Y para éxtasis absoluto, encontrarás unos números dentro de la tabla. Estos indican el número de lavados que tienes que hacer dependiendo del número de prendas que lleves y de los días que estés. Como verás algunos de ellos están en color amarillo, lo que indica la ¨carrera perfecta¨, es decir, los lavados que hacer para llegar de vuelta a casa con lo puesto. Atrevido pero arriesgado ya que si hay algún susto, estás perdido.

Eso sí, hacemos los cálculos teniendo en cuenta que:

  • Llevarás una prenda de ropa interior cuando laves el resto
  • Siempre lavarás cuando estés usando tu última prenda de ropa interior
  • El número de prendas  a llevar es teniendo en cuenta la que estás usando cuando sales de viaje. Por ejemplo, 5 prendas significa 1 puesta y 4 en la maleta

Tabla ropa interior

Vale, como quizás no haya quedado claro del todo, vamos a poner un ejemplo mirando la tabla. Quizás sea demasiado pequeña y no la veas bien así que entra en este enlace donde la verás más grande.

El ejemplo

Imaginemos que nos vamos a un camping 7 días. Si vas sobrado de ropa interior. confías en tu capacidad para no tener sustos y estás seguro que darles un lavadillo va a ser imposible, te llevas 7 unidades y listo.

Sin embargo, si estamos seguros de que disponemos de lavandería y que podremos hacer 2 lavados, la cantidad de ropa interior a llevar será de 3 unidades.

Así de simple chicos, las matemáticas no engañan.

Y es que, aunque este sistema puede parecer una tontería, yo se apreciar su utilidad ya que, por desgracia, he tenido la oportunidad de compartir aventuras con algún que otro amigo que, no planificando bien su estancia, tuvo que ponerse calzoncillos que ya os digo yo que no eran, ni por asomo, parecidos a los que usa Beckam en los anuncios.

Ante un invento así, mi respuesta es: ¡Gracias! ¿Y la tuya? ¿Le vas a dar uso o eres un maestro de la planificación de viajes? Recuerda, con la ropa interior, no se juega.

Fotos vía: medium