*Actualización al final del post

Hace unas semanas, en concreto casi 7, recién llegada de un Hospital, leía el post que mi compi Tamara de NosóloTendencias redactaba en torno a la generación alpha, en torno a Saúl y a todos los niños y niñas que están naciendo en estos días… e inevitablemente, como madre de uno de ellos, en este caso Saúl, me toca responder, aunque no va a ser nada fácil hacerlo.

Digo que no va a ser nada fácil porque es un tema muy delicado, que me toca de cerca, que estoy viviendo en estos precisos momentos y, cuando te toca, aunque te encante escribir, cuesta aún más sacar las palabras del nudo en el estómago que te crea todo esto.

cómo va a ser la generación alpha

El futuro de Saúl ha sido muy bien dibujado por mi compi Tamara, en serio, ojalá Saúl encuentre todo eso y más en el mundo, pero la realidad de lo que vivimos en estos momentos me preocupa sin querer, tanto es así que si hubiera pensado 2 veces en traer o no al mundo a Saúl, probablemente no estaría desde hace 7 semanas con nosotros.

La generación alpha que hoy está naciendo

Un 17 de febrero de 2017 es la fecha en que nació uno de los niños de la generación alpha, podría llamarse de muchas formas pero vamos a personificarlo, se llama Saúl, ahora tiene casi 8 semanas y ha llegado a una sociedad en la que, más o menos, va a ser aceptado, en la que, por ahora, no le va a faltar de nada material y en una familia, más o menos, asentada.

robots del futuro

Todo lo cojo con pinzas porque, después de ver todo lo que está pasando en nuestros días, entra dentro de lo probable que todos estos “acomodamientos” se tornen diferentes y deje de gozar de ellos.

Mientras los millennials asistimos a un sinfín de avances tecnológicos, los cuales puedes leer a diario en NoSoloTendencias ;), tales como la frontera abierta de Canadá, también vivimos en un contexto en el que no se ha inventado el arma que siembre la paz o la cura contra el cáncer y además no dejan de avanzar las enfermedades raras…

Todo esto es desalentador para la generación alpha, aunque espero que cuando Saúl tenga 20 años el panorama haya cambiado, porque, honestamente, ¿de qué sirve tanto avance en robots si estamos acabando con especies animales?

Que no cunda el pánico, tú puedes colaborar

Ya sabéis que a los viajeros inquietos nos gusta dar una de cal y otra arena, por eso lo mismo que te hablamos del rascacielos giratorio también lo hacemos de la generación alpha.

Mi reflexión hoy pasa por un toque más serio, sabiendo que si no cambiamos cada uno nuestro mundo y hacemos por mejorarlo acabaremos tal y como quieren locos como Trump. 

niños generación alpha

Pero lo cierto es que si ya confío en los millenials con inventos como el de limpiar los océanos de plástico, mucho más lo hago en la generación alpha, pues creo que vamos camino de estar cada vez más concienciados con lo que nos rodea, ¿qué crees tú?

En serio, tanto si traes hijos de la generación alpha como si no… edúcalos y edúcate a ti mismo para cambiar todo este tinglado porque de lo contrario, realmente la generación alpha ni siquiera llegará a los 20 y no me llames pesimista, sino realista.

Ah, y si eres revolucionario de verdad, y no te gusta lo que ves a tu alrededor, empieza por mirar tu ombligo pero también para ver lo malo que haces a diario y ¡cambia!

Como ahora es él quien mueve el mundo en gran parte, ya sabes, a quien comparte, Google le ayuda.

Ahora Saúl tiene casi 6 meses, tiempo suficiente para darme cuenta de que viene a comerse el mundo, que la Generación Alpha tiene mucho que contarnos y que tristemente vamos a dejarles un futuro incierto pero que seguro van a darnos muchas lecciones de vida, de saber y de cuidado del planeta…

Muestra de ello es que las generaciones venideras vienen con ideas fuertes para detener que se acabe el mundo antes de lo previsto, ¿será Saúl capaz de ponerlo en práctica? De ello, dependerá en parte de la educación que reciba… ¿me ayudas a colaborar con la Generación Alpha?

Comparte este post, con ese gesto, ya estaremos consiguiendo mucho…

Fuentes: welivesecurity, estrategia y negocios, ubtech, roastbrief