Hace cosa de una o dos semanas que no paro de encontrarme la palabra ecosexual en todas partes, irónicamente pensaba que era el sexo de manera ecológica, con productos que respetaban el medio ambiente. Que inocente he sido.

Ser ecosexual, por favor no comas nada mientras lees esto, se trata nada más y nada menos que de acostarse con la Tierra. Si, me has leído bien, sexo con el planeta Tierra. O te lo puedo poner más sencillo, sexo con plantas.

¿Qué significa ser ecosexual?

Bueno, aunque mi párrafo previo quizás haya hecho un resumen muy brusco, ser ecosexual tiene diferentes grados de participación:

  • Personas que simplemente utilizan productos sostenibles para tener sexo.
  • Algunas otras se dedican a tener sexo en la naturaleza, sin más.
  • Unas cuantas más que se excitan al caminar desnudos/as por el campo, el bosque o cualquier sitio con plantas.
  • Y las últimas, pero más impactantes, que tienen sexo con árboles, plantas o revolcones por el barro y la tierra.

¿Alguien más tiene la boca abierta? Es uno de los fetiches más extraños que he escuchado en bastante tiempo, sin embargo tampoco es que se dañe a nadie haciéndolo. ¿Verdad?

baño ecosexual

La socióloga Jennifer Reed ha afirmado a muchos medios de comunicación que ser ecosexual está en auge y cada vez son más personas las que deciden probarlo.

Pero, ¿dónde empezó todo esto de ser ecosexual?

Es la pregunta que más me hago, ¿a quién se le ocurrió decir “voy a tirarme una planta a ver qué pasa”? Pero la respuesta me ha dado en las narices cuando he descubierto que todo empezó a principios del año 2000 según confirma Elisabeth Stephens, una activista y participante de la ecosexualidad, a través de los perfiles de internet.

Y es que esta corriente sexual empezó a ser más llamativa cuando Stephens y su compañera Annie Sprinkle empezaron a realizar diferentes perfomance y eventos donde defendían hasta un manifiesto sobre la ecosexualidad. ¿Y ahora cómo voy a decirle a mi abuela que internet no nos ha vuelto locos?

foto boda ecosexual

Otra de las consecuencias de ser ecosexual son las bodas ecosexuales, personas que actualmente se están casando con árboles, plantas, el mismo planeta Tierra y hasta la Luna.

Tal y cómo has visto en la foto anterior, eso es un ritual de boda ecosexual para casarse con el barro y la tierra. Parte de ello se basaba en tumbarse en una especie de arenal y revolcarse desnudo/a cómo una croqueta. Allá cada uno con su romanticismo.

No te preocupes si te has quedado con ganas de más, porque estas activistas tienen un blog para ponerte al día de los últimos eventos y te aseguro que tienes que preparar tu cabeza para asimilar todo lo que te explican.

Yo empiezo a no saber cómo sentirme al respecto, ¿me causa risa o me causa pudor?

Foto de hombre ecosexual

¿Por qué el sexo puede salvar el planeta Tierra?

Una de las definiciones de ser ecosexual es sin duda la que Stephens y Sprinkle han dado a todos los curiosos que estamos cotilleando es la siguiente:

La ecosexualidad busca cambiar la idea que tenemos de la Tierra, dejar de verla como una madre y empezar a verla como amante.

A mí esto me ha dejado más que alucinada, porque tal y cómo yo lo he entendido me están pidiendo que vea la naturaleza como algo morboso y sexual. De aquí una sale que ya no sabe cómo regar sus pobres cactus en el balcón.

Pero por suerte para mí, hay personas cómo la escritora Stephanie Iris Weiss que ha escrito un libro donde explica esta atracción en términos más normales. Ella se centra la necesidad que tenemos de practicar un sexo más sostenible y en lo contaminante que es para el planeta usar materiales cómo el latex o ciertos lubricantes.

Y todo iba bien hasta que he dado un paso más allá y he comprobado cómo eran la mayoría de reuniones de los activistas ecosexuales, lo confieso, me he asustado un poco.

Déjame introducirtelo de manera suave antes de explicarte en profundidad con este vídeo:

Bueno, una vez ya todos traumatizados y puestos en situación, paso a explicarte lo que son los Ecosexual Bathhouse.

¿Qué es un Ecosexual Bathhouse?

Un baño ecosexual se trata de un espacio de encuentro para los ecosexuales donde pueden practicar sus fetiches con el planeta Tierra, tienen diferentes maneras de hacerlo pero las fotos que se han vuelto más virales no hablan en concreto de unas máscaras de césped o plantas que se cultivan a través de la respiración.

el baño ecosexual

Este evento viene de una compañía artística llamada Pony Express, pero no os creáis que ellos abrieron un espacio lleno de vegetación y dijeron “¡A volar pequeños ecosexuales!”, todo esto es mucho más complejo y cuidadoso.

  1. Primero se encontraron en un lobby donde había música, bebida y información sobre las diferentes especies de plantas que luego se encontrarán. ¡Por favor, de todo hay que informarse!
  2. A continuación se les daba la opción de elegir un accesorio. Dime, ¿qué prefieres? ¿Una máscara que cubra toda tu cara, a medias o vestirte de un tipo de “latex” sostenible?
  3. Después pasaron a una sala donde podían tocar diferentes tipos de plantas que estaban incubándose.
  4. Lo siguiente es un lugar lleno de información ecosexual, libros eróticos, más información sobre las plantas, fotografías insinuantes ecosexuales… ¡Ojo, esto empieza a ponerse serio! habitación del ecosexual bathhouse
  5. Ahora viene lo bueno, en esa misma sala de golpe empiezan a poner música para que todo el mundo baile según el ritmo que provoquen sus diferentes accesorios. Por ejemplo, que si tu accesorio es más perverso bailarás al ritmo del rock.
  6. Y tras el baile pasamos a la sala final, la Divinity Room, donde te encuentras en un gran jardín lleno de camas. Aquí me parece que no hace falta que te explique mucho más.

chica masturbandose ecosexual

Quiero acabar después de esa fotografía para que ambos nos quedemos igual de impactados tras haber pasado por este post, tú haberlo leído y yo haberlo escrito.

La verdad que tengo que decir que es una filia algo rara, pero creo que es mucho mejor que otras aún peores circulan por el mundo, pienso que una mínima implicación sexual (de primer grado, al menos yo) es necesaria. ¿Qué opinas tú?

Y si te ha gustado esta curiosa manera de salvar al planeta, deberías empezar a utilizar estos condones sostenibles de los que te ponemos al día en nuestro post. Aunque si lo tuyo es colaborar desde el sofá quizás debas conocer Ecosia, un navegador que planta un árbol cada vez que lo utilices, te irá como anillo al dedo.

Y es que ya se sabe… ¡No te acostarás sin compartir una noticia más!

Fuentes: Flickr, Telegraph, Sexecology, Broadly.