Tal vez esto sea el comienzo de algún síndrome que normalmente se asociaría a la tercera edad, pero tengo que admitir que siento predilección por objetos de cristal tan bonitos que son verdaderas reliquias. Y aquí entra en juego mi reciente descubrimiento sobre lo que se conoce como ‘Storm Glass’. 

¿Sabes lo que es este artilugio? Pues ahora se está volviendo a hablar de él porque en ciertos sitios está comercializándose un objeto tan curioso como éste.

Espeeeera, no te lances de cabeza a buscar lo que es y comprar uno para ti y otro para la próxima ocasión importante que se te avecine: ¡yo te explico de qué va!

¿Qué es un Storm Glass?

Aunque se esté volviendo a hablar de este artilugio ahora, el Storm Glass fue inventado a mediados del siglo XIX por el almirante Robert Fitzroy, considerado el primer meteorólogo de la historia.

Este objeto, cuya utilidad principal es la de predictor meteorológico (que no de fenómenos naturales insólitos ), se utilizaba para la navegación tanto en barcos como en puertos, ayudando a saber si se aproximaba mal tiempo y decidir si era mejor permanecer en tierra firme o salir al mar.

Storm Glass

No obstante, no ganó fama hasta que su propio inventor se aventuró en un viaje marítimo a las Galápagos con su colega Charles Darwin. De hecho, a éste instrumento también se le conoce como el “FitzRoy Storm Glass”.

Como te imaginarás, este artilugio no era tan bonito en aquellos tiempos como el que se comercializa hoy en día, sino que se asemejaba más bien a una cápsula con el líquido bien protegido, ya que la mezcla de sus componentes- agua destilada, etanol y nitrato de potasio, entre otros- podría resultar explosiva y, como aquel famoso vídeo…Se habría liado parda.

Y por si te estás preguntando si necesitarías un manual de instrucciones para entender este predictor tan curioso, don’t worry.

Así predice el tiempo un Storm Glass

Aunque todo es cuestión de convivir un tiempo con uno de estos, las formas dentro de este cristal pueden indicarte lo siguiente:

Así predice el tiempo un Storm Glass

  • Líquido transparente: Buen tiempo, día soleado
  • Cristales al fondo: Mucho viento. Si es invierno, indica heladas
  • Líquido con “estrellitas”: ¡Tormenta!
  • Láminas largas: Cielo cubierto. En invierno, nieve
  • Hilos en la parte superior: Mucho viento
  • Pequeños puntitos: Humedad, niebla
  • Cuanto más alto lleguen los cristalitos en el vidrio, más frío indica

¿Te llama la atención? La verdad es que no sé hasta qué punto resulta fiable su funcionalidad predictora del clima, ni la antelación con la que lo podemos saber, pero sólo por lo bonito que resulta tener una figura así o regalar una, creo que merecería la pena comprarla.

Si te haces con una, espero que te sirva, pero sobre todo que me enseñes alguna foto de tu Storm Glass en un día de tormenta 😛

¿Te ha molado esto? Pues ya sabes: ¡dale volumen y comparte! 😉

Fuente: Aenyx