Que la impresión en 3D está en pleno auge es un hecho innegable. Esta técnica está buscando la manera de superarse día tras día y lo está consiguiendo. Lo último es Ten Fold, una casa impresa en 3D que se monta en tan sólo 10 minutos, batiendo todos los récords hasta ahora conocidos.

Si estás buscando casa, tómate un respiro. Es probable que cuando termines de leer este artículo, desees una Ten Fold en tu vida. Te contamos todas las ventajas y características de esta idea perfecta para viajeros inquietos.

Cómo la idea dio vida a una casa nómada y plegable

En No Sólo Tendencias ya hemos hablado en varias ocasiones de proyectos impresos en 3D. Recordemos si no la casa impresa en 24 horasPassivDom (que generaba su propia electricidad) e incluso la casa en la luna. Lo novedoso de Ten Fold es su capacidad de plegarse y trasladarse ocupando poco espacio.

Esta megaestructura futurista ha sido ideada por la empresa británica Ten Fold Engineering logrando captar la atención en todo el mundo. Lo que realmente sorprende de este invento es su facilidad para ser trasladada de un lugar a otro en un remolque y la gran comodidad de que pueda plegarse para posibilitar el traslado. Según afirma David Martyn, CEO y fundador de la compañía:

“Queríamos hacer algo nuevo, pero al mismo tiempo, queríamos invitar al mundo entero a que tuviese una idea diferente sobre el concepto de hogar. Vivimos en casas que se clavan en el suelo. No somos una cultura nómada, así que estamos ante un nuevo concepto basado en una interpretación moderna del nomadismo, más propio del siglo XXI.”

Y lo cierto es que su mecanismo es bastante sencillo. Una vez depositada en terreno firme, con sólo apretar un botón y esperar unos 10 minutos escasos, tendrás una casa muy luminosa lista para disfrutar, de aspecto moderno ¡y hasta con muebles en su interior!

Ten Fold casa móvil

Mucho más que una casa, es todo un abanico de opciones

El propósito original de esta idea es el de servir como una vivienda de emergencia. Permitiría, por ejemplo, albergar a las víctimas de catástrofes naturales, servir como pabellones para pernoctar o como puestos de salvamento en conflictos bélicos.

Mentalidad básica modo on, lo cierto es que le veo grandes posibilidades como oficina para trabajos y empresas nómadas. También para actividades de ocio y entretenimiento como puedan ser exposiciones itinerantes o la organización de festivales y conciertos.

Y yendo un paso más allá, podría ser aplicable a locales cuya esencia de negocio pudiera viajar, como food trucks, tiendas de ropa, hoteles… Y bueno, mejor ya paro porque mi imaginación se desborda y se me ocurren demasiadas oportunidades de negocio que me vas a usurpar, calamar 😛

Ten Fold modelo casa

¿Qué otras características destacables tiene una casa Ten Fold?

Son varios los modelos que ha diseñado ya la empresa, pero en todos ellos la estructura es capaz de encajarse en un contenedor de 64 metros cuadrados para ser transportada donde se desee. Su interior cuenta con 20 metros cuadrados para almacenar muebles u otros objetos igualmente listos para ser transportados y que no sufran ningún daño durante el viaje o mudanza.

Gracias a la naturaleza modular de Ten Fold, puede modificarse o rediseñarse al gusto del cliente para satisfacer sus necesidades. Cada módulo puede apilarse a modo de edificio y desplegarse triplicando su tamaño inicial. Y lo más importante es que cuenta con todo lo necesario para conectarse a la red eléctrica. Pueden instalarse paneles solares, baterías, su propia planta para tratar agua o un depósito para el agua potable.

El mecanismo de Ten Fold está basado en una serie de articulaciones mecánicas previamente diseñadas para extenderse y contraerse. Este ejercicio lo hace de forma automática, alimentándose de una batería interna que abastece el funcionamiento de la estructura, pudiendo recargarse en cualquier momento.

En la actualidad la empresa está buscando socios comerciales para licenciar su tecnología. Si todo va bien, esperan poder vender estas estructuras habitables a finales de año. ¿Su precio? Calculan que partirá de unos 113.000 euros. Lo mejor es verla en plena acción:

Un mundo de ventajas

Puede instalarse en cualquier terreno que sea estable y volver a plegarse para reubicarse con la misma facilidad. No necesita maquinaria especializada, mano de obra ni conocimientos en construcción o arquitectura, ya que con sólo oprimir el botón del mando remoto, la casa se desdobla, se despliega, se transforma, se eleva si es necesario, protege y cubre.

Todo ello en menos de 10 minutos. Incluso sus creadores dicen que el tiempo promedio en plegarse y desplegarse es de unos 8 minutos. Sonará a tópico, pero no hay nada que me apasione más que viajar. Me fascina perderme en otras culturas, conocer costumbres u observar diversos prismas. Y una casa como ésta sin duda me resultaría de gran utilidad para cumplir mi sueño.

Tendré que ir ahorrando porque a mí… me ha convencido.

¿Qué te parece? ¿Te gustaría poder llevarte la casa a cuestas o prefieres tener los pies y la casa bien asentados en la tierra? Déjanos un comentario y comparte para que otros viajeros como tú y como yo sueñen despiertos. ¡Compartir no ocupa lugar! 🙂

 

Fuentes: Xataca, Mashable y Ten Fold Engineering