Metidos de lleno en el 2015, nos ponemos a analizar el nuevo informe de trendwatching para saber cuáles serán las tendencias que marcarán el año.

Hoy vamos a hablar de ¨Currency of Change¨ o, como podríamos decir en español, ¨Moneda de cambio¨, una tendencia que surge como resultado de una necesidad cada vez mayor por parte de las personas de mejorarse a sí mismas y al entorno que les rodea.

Tendencias digitales 2015: Currency of Change

La forma de pensar de las personas respecto a cuál es la relación que quieren tener con las empresas está cambiando. En concreto, el 66% de los consumidores sienten que la relación actual con las empresas sólo se limita a que ellos dan y las empresas reciben, algo totalmente inconcebible.

Ante este cambio, las empresas empezarán a utilizar tecnologías y wearables para el desarrollo de ¨recompensas¨ más personales y divertidas que ayuden a las personas a conseguir los objetivos que se proponen. ¿Qué tipos de objetivos? Pues por ejemplo perder peso, leer más, etc.

¿Por qué esta tendencia?

Principalmente por 2 razones:

1. La forma de autocuantificar los resultados no funciona

Cierto que cada vez son más las personas que cuentan con dispositivos (smartphones, wearables…) que les permiten medir el rendimiento de aquellas actividades que realizan y sus mejoras. Sin embargo, queda más que demostrado que el hacerse un seguimiento a uno mismo sin más beneficio que el de uno mismo, no es suficiente motivación para que las personas sigan enganchadas a esas actividades.

2. Mayor sentimiento de ¨quién soy¨ – ¨quién me gustaría ser¨

Si hay algo intrínseco a la naturaleza humana es ese deseo de mejorar, de ser más guapo, más fuerte, más culto o cualquier otro ¨más¨. ¿Cuál es el problema? Que las personas cambiamos tanto de ¨me gustaría¨ que la falta de motivaciones hacia las actividades hacen que las abandonemos y nos quedemos como estamos.

La solución a estos problemas

Como decía antes, una de las soluciones que se traduce en forma de tendencia digital para este 2015, es la de combinar la tecnología con el conocimiento profundo del comportamiento humano resolviendo esa tensión de ¨no lo conseguiré¨ a través de recompensas que motiven a las personas.

Concretamente 3 tipos de recompensas:

1. Aquellas que recaen sobre uno mismo nada más

Un ejemplo de ello es la campaña desarrollada por la aseguradora Oscar, quien ofreció a sus clientes un dispositivo de seguimiento del ejercicio que les permitiría obtener premios si conseguían sus objetivos. Es decir, la persona se ponía el dispositivo, se establecía un objetivo diario y por cada día que lo consiguiese, obtendría 1$ a cambio. El objetivo deseado era conseguir unos 294$ al año que podrían ser canjeados en Amazon.

Tendencias digitales 2015-OScar app

2. Aquellas que recaen sobre la sociedad

Ejemplo claro la desarrollada por Feeding America y Fitbit, una ONG y una empresa de material fitness que decidieron lanzar “FitforFood”, una campaña que permitía a todos los usuarios de un dispositivo Fitbit contabilizar las calorías que quemaban con un objetivo claro: que entre todos los usuarios se consiguiesen 1.000.000 de calorías. Si se conseguía, ese millón de calorías se traducirían en 1.500.000 platos de comida para personas necesitadas.

Tendencias digitales 2015-FitforFood

3. Aquellas que recaen sobre el planeta en general

Siguiendo con ejemplos, hablemos de Changers CO2, una app que premia a las personas por usar transportes sostenibles, es decir, cuando una persona hace un viaje en autobús, andando o en cualquier otro transporte no muy contaminante, la aplicación compara el dióxido de carbono generado en ese viaje con el que se hubiese generado en caso de haber utilizado el coche. Todas las emisiones ahorradas se traducen en una especie de moneda que apoyarán los certificados CO2 para hacer de los coches y aviones, transportes menos contaminantes.

Además, los usuarios pueden comparar sus puntuaciones con el resto, una batalla total entre ecologistas.

Tendencias digitales 2015. Changers CO2

Una tendencia esta del ¨Currency of Change¨ que obligará a las empresas a olvidarse de todas esas campañas en las que piden sin dar nada cambio y que espero que me ayude a, entre otras cosas, perder esos kilitos de más.

¿Conoces alguna otra empresa que haya aplicado ya esta tendencia? Me a da mi que Currency of Change estará con nosotros por mucho tiempo.

Fotos vía: aruco/wired/hipertextual/taliandroid