Para una urbanita como yo, la idea de ir a pasar el día al bosque no es algo a lo que me apuntaría de primeras, sin embargo, tras conocer The Gnomist la cosa cambia bastante.

Porque ir a un bosque que parece estar encantado por pequeños gnomos… ¡Es otra historia!

La historia del bosque the Gnomist

Para algunos/as podrá parecer que no se trata más que de un parque o pequeño bosque en el que han construido decoraciones curiosas, eso es algo que yo también pensaba.

Pero la historia alrededor del Gnomist es mucho mejor.

En un bosque previamente apodado Firefly Forest por los que lo frecuentaban, la perspectiva ha cambiado completamente cuando se han empezado a encontrar curiosas casitas de gnomo.

Y repito, no es una mera decoración.

Pero no, tranquilo/a, no es que me haya vuelto loca y ahora crea que los gnomos y las hadas existen. Lo que sucede es que han cuidado al detalle el hacer parecer que sea real.

Si visitas el bosque The Gnomist puedes encontrarte de golpe tacitas de té recién preparadas, casitas que están con cajas de mudanzas y al día siguiente desempaquetadas…

¡Es como si continuamente sucedieran cosas!

fotografía de the Gnomist

¡Hasta la CNN se ha fijado en The Gnomist!

Un reportaje de la CNN conjuntamente con el canal de youtube Great Big History, cuenta la historia de cómo este bosque afecta a la comunidad. Creando un sitio en el que siempre pueden ir a descubrir algo nuevo.

Una de las que más me ha llegado es la historia de una familia, la cuál perdió a una de sus hijas por culpa de un cáncer cerebral.

La madre explica que le apodaban little owl (pequeño búho), porque dormía realmente mal y además era su animal favorito.

Por el dolor de la pérdida, el resto de la familia salía a dar paseos por el parque y dejaban notas como muchos/as otros/as en las que hacían referencia a la pequeña y a su falta.

Y un día, por arte de magia… ¡apareció una casita nueva llamada Little Owl!

fotografía little owl the Gnomist

Y este curioso bosque iba creciendo y creciendo, pero yo no he podido evitar formularme una pregunta sobre todo esto… ¿Cuál era el plan del creador de The Gnomist?

Algo que Greg Ruether también se preguntó, como director del parque que es, y cuya responsabilidad es cuidarlo y mantenerlo.

Y ante el comportamiento de una persona misteriosa que no para de llenar de este tipo de contenidos el parque, surgen muchas preguntas:

  • ¿Seguirá poniendo más casitas? ¿Hasta cuándo?
  • ¿Las mantendrá siempre o dejará que se arruinen?
  • ¿Suponen un peligro para los visitantes?

Y aunque ahora a ninguno/a se nos ocurra un motivo por el cuál puede ser peligroso, pensemos en posibles incendios o incluso en los animales que viven en el bosque.

Así que los vigilantes del parque empezaron a quitar las casitas, lo cuál dio paso a una curiosa reivindicación.

Tienda WEMA the Gnomist

Aparecieron unas casetas de emergencia con el acrónimo WEMA, haciendo referencia a una agencia de emergencia para la gestión del bosque. ¡Ya que los gnomos estaban perdiendo sus hogares!

¿Pero quién está detrás de todo esto?

En el propio reportaje, conocemos a Robyn y sus dos hijos, quienes nos cuentan la historia de cómo han tenido que mudarse año tras año, debido al trabajo de su padre.

Cuando Robyn no pudo más, decidió divorciarse y quedarse en Kansas, y así fue como empezó la transformación del Firefly Forest: un entretenimiento familiar que buscaba aliviarles, y que finalmente se convirtió en algo para la comunidad.

Pero tras unos cuantos meses y con el divorcio a sus espaldas, Robyn decidió volver a estudiar y marcharse con sus hijos a Utah. Por lo que la historia del bosque Gnomist llegaba a su fin.

Con todo, los vigilantes del parque habían quitado gran parte del trabajo. Así que Robyn y sus hijos quitaron el resto, menos la casa de la pequeña Little Owl. ¡Un gesto precioso!

imagen post the Gnomist

La verdad es que me ha dado mucha pena que esa aventura acabase, aunque imagino que debería bastarme con saber que ha tocado algunas vidas y les ha hecho sonreír.

¿Y tú qué opinas sobre el tema? Cuéntame en los comentarios si te hubiese gustado verlo, o si por el contrario la idea te parece una locura.

Además, te dejo a continuación el pequeño reportaje para que puedas documentarte bien.

Y es que ya se sabe… ¡No te acostarás sin creer en los gnomos un poquito más!

Imágenes: Dolls House Magazine